Salud

Recompensar a los niños con usar el smartphone o ver la TV es una mala idea, según la ciencia

niños usando tablets y smartphones

Los niños cuyo tiempo de pantalla está controlado como una recompensa o un castigo pasan más tiempo frente a sus dispositivos electrónicos que aquellos pequeños que no están disciplinados de esa manera.

En estos tiempos modernos, con sobreexposición a canales de entretenimiento digitales, las formas de divertirse que tiene la juventud han cambiado notablemente. Si antaño los más pequeños de la casa se peleaban por el balón de fútbol e incluso por una mera caja de cartón con la que dar rienda suelta a la imaginación, ahora el objetivo de sus deseos tienen figura de smartphones, televisores, tablets y ordenadores.

Es por ello que muchos padres han trasladado los clásicos esquemas de condicionamiento (premiar a los niños por un buen comportamiento, como hacer los deberes o portarse bien en un determinado lugar) a la arena digital, permitiendo que los pequeños puedan jugar con el móvil o el iPad como recompensa diaria. Y, sin embargo, parece que no es una buena idea.

El riesgo de compartir datos de nuestros hijos en Internet

Según un estudio de la Universidad de Guelph en Canadá, los niños cuyo tiempo de pantalla está controlado como una recompensa o un castigo pasan más tiempo frente a sus dispositivos electrónicos que aquellos niños que no están disciplinados de esa manera. El investigador Jess Haines lo explica de este modo: “Es similar a cómo no debemos usar golosinas azucaradas como recompensas porque al hacerlo podemos aumentar la atracción hacia ellas. Cuando das comida como recompensa, a los niños les gusta menos la zanahoria y el pastel más. Lo mismo con el tiempo en pantalla”.

El estudio, publicado en la revista BMC Obesity, investigó el impacto de las prácticas de educación sobre la cantidad de tiempo que los niños pequeños pasan frente a las pantallas. En el estudio participaron 62 niños entre 18 meses y cinco años de edad y 68 padres. Como parte del trabajo, a los padres se les hicieron preguntas tales como cómo monitorizan el tiempo de pantalla de sus hijos, cuándo se les permite a los niños pasar tiempo frente a la pantalla y si los padres pasan tiempo frente a una pantalla cuando están cerca de sus hijos.

Los resultados muestran que, en promedio, los niños pasan casi una hora y media frente a una pantalla durante los días de semana y un poco más de dos horas al día los fines de semana. Pero como los padres pasan un promedio de dos horas al día frente a una pantalla durante la semana y un poco más de dos horas y media al día en los fines de semana, parece que los niños están aprendiendo de nuestro ejemplo.

Sobre el autor

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.