Salud

No solo es sabor: beneficios de las hierbas provenzales en tu dieta

beneficios de tomar hierbas provenzales

Acompañan parrilladas, salsas, asados, guisos y pescados: hablamos de las hierbas provenzales, un combo delicioso que, además de brindar sabor a tus platos, esconde numerosos beneficios para tu salud que debes conocer.

Denominadas Herbs de provence o herbes de provence, las hierbas provenzales son una mezcla de hierbas secas típica del sur de Francia pero cuyas integrantes son bien famosas a lo largo del Mediterráneo. Entre ellas se incluyen la lavanda, el romero, la albahaca, el tomillo y el orégano. Su combinación resulta mágica, inusual, sabrosa, muy sana. Tanto que echaremos un vistazo a los beneficios que nos brindan estas especias.

Hierbas a precio de oro: las 5 especias más caras del mundo

Como nos indican desde la web de El Aderezo, debes buscar  tengan en su exterior una etiqueta roja con la indicación, “Origine Provence Garantie“. Esta pegatina te asegura que las hierbas provenzales de su interior han sido cultivadas, cosechadas, secadas y envasadas en La Provenza. Sin embargo, tú mismo puedes preparar la mezcla con las hierbas secas que tengas por casa o buscar el preparado en supermercados y tiendas especializadas.

¿Qué beneficios para la salud me aportan las hierbas provenzales?

En el caso del orégano, esta hierba es rica en fibra, hierro, manganeso, vitamina E, hierro, calcio, ácidos grasos omega, manganeso o vitamina K. La especia mediterránea es un potente antibacteriano contra la actividad microbiana, especialmente debido a un compuesto denominado carvacol. También es bueno para problemas intestinales, dolores menstruales, molestias musculares y enfermedades de la piel. Algunos estudios destacan su papel anticancerígeno, y otros su utilidad antiinflamatoria: la beta-cariofilina (E-BCP) puede ser útil contra trastornos como la osteoporosis y la arteriosclerosis.

Por su parte, la albahaca -esa amiga de platos como el pesto- se trata de una planta alcalina con propiedades antiinflamatorias y que combate la fatiga, la ansiedad y el insomnio. Resulta especialmente ventajosa para el funcionamiento intestinal: aluvia los gases, remedia indigestiones y evita flatulencias y dolores de estómago, además de proteger de úlceras. También activa el sistema inmunológico, es buena para la laringitis y faringitis, fortalece el cabello y acelera la recuperación de los catarros.

Pasando al tomillo, destaca por ser una hierba rica en hierro, antiséptica, mucolítica y expectorante, ligada a mejorar los síntomas de catarros, gripes o asma. También estimula el sistema digestivo y tiene suaves efectos somníferos, capacidad para reducir la presión arterial y brinda protección contra algunos tipos de cáncer como el de colon. Es antibacteriana y antiinflamatoria, carminativa -elimina gases- y diurética.

Siguiendo con el romero, esta planta perenne de la familia de las labiadas tiene la consideración de hierba sagrada en muchas culturas desde hace siglos. Además de un estupendo potenciador de sabor, disminuye gases y cólicos, facilita la expulsión de la bilis retenida en la vesícula biliar, tiene efectos diurético como la cola de caballo, antiinflamatorio, antiulcerogénico y antioxidante, aumenta el flujo de sangre en zonas heridas, es fungidia, tiene efectos balsámicos, es antibacteriana, alivia dolores de afectaciones bucofaríngeas y dérmicas y combate la dismenorrea.

En pequeñas dosis también aparece la lavanda, y pueden hacerlo la ajedrea, la salvia, el laurel, la mejorana, el perifollo, el estragón o el hijono.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.