Salud

¿Qué te pasa si bebes demasiado zumo de naranja?

¿Qué te pasa si bebes demasiado zumo de naranja?

El zumo de naranja se percibe como una opción más saludable que otras bebidas azucaradas. Pese a eso, la ciencia habla de los efectos secundarios de beber demasiado y son tanto positivos como negativos.

Durante mucho tiempo se ha dicho que un vaso de zumo de naranja por la mañana te da tu dosis diaria de vitamina C. Lo que no se ha mencionado tanto es la cantidad de azúcar que te estás metiendo y si los beneficios compensan este aspecto tan perjudicial.

Pese a ello, el zumo de naranja se sigue percibiendo como una opción más saludable que otras bebidas azucaradas. ¿De dónde viene entonces el azúcar? Pese a que el azúcar no se añade, como ocurre en los refrescos, la forma en que el cuerpo procesa y reacciona al azúcar natural de la fruta es esencialmente la misma, según un estudio de JAMA Network Open.

7 alimentos que tienen más vitaminas congelados que frescos

Además, según apuntan, el zumo de naranja suele contener la misma cantidad de azúcar (24 gramos) y de calorías

Los científicos han llegado a la conclusión de que, aunque los zumos de fruta no sean tan perjudiciales como las bebidas azucaradas, ciertamente no son tan saludables como la fruta entera, y su consumo tiene efectos secundarios negativos. Al mismo tiempo, debido a su concentración de micronutrientes beneficiosos, existen realmente algunos beneficios.

Eat This ha recopilado los efectos secundarios de beber demasiado zumo de naranja. 

Es posible que aumentes de peso

Casi todas las calorías del zumo de naranja proceden del azúcar. Según un estudio de JAMA, al no tener ningún nutriente saciante y que ralentice la digestión, como la fibra, las grasas saludables o las proteínas, puede provocar un pico y una caída del azúcar en la sangre, lo que puede causar un aumento de peso del mismo modo que los refrescos.

Un estudio de Nutrition & Diabetes reveló que los participantes que bebían zumo de naranja 3 veces al día entre las comidas, aumentaban la grasa corporal y disminuía su sensibilidad a la insulina en sólo 4 semanas. De haberlo bebido junto a otros alimentos, la digestión del azúcar podría ralentizarse.

Puede aumentar el riesgo de padecer diabetes de tipo 2

Los resultados de un estudio del BMJ que analizó durante 24 años a más de 180.000 participantes descubrió que beber un zumo de fruta al día se asociaba hasta con un 21% más de riesgo de desarrollar diabetes, mientras que un mayor consumo de fruta entera se asociaba significativamente con un 23% menos de riesgo de diabetes tipo 2.

Esto se debe a que los zumos tienen menos fibra dietética y los líquidos se absorben más rápidamente y provocan cambios más drásticos después de comer en los niveles de azúcar e insulina en sangre que las frutas enteras sólidas, según explicó su autor.

Estarás más cerca de alcanzar tu recomendación diaria de fruta

Aunque no hay que pasarse consumiéndolo, una ración ayuda a cumplir con la ingesta diaria recomendada de fruta.

De hecho, el consumo de zumo se ha relacionado con un mayor consumo de fruta y verdura intacta: una mesa redonda de expertos concluyó que eliminar el zumo de la dieta reduciría en realidad el consumo diario de fruta y aumentaría el número de bebidas azucaradas que la gente consume, mientras que otro estudio descubrió que los que bebían zumo de fruta al 100% tenían un 42% más de probabilidades de cumplir las recomendaciones diarias de fruta y verdura.

Pese a ello, siempre es preferible que la cantidad de fruta recomendada provenga de piezas enteras. 

Puede proteger tu cerebro

En un estudio de Neurology de 2019 se observó que el consumo diario de zumo de naranja estaba asociado con una probabilidad sustancialmente menor de una función cognitiva subjetiva deficiente.

Los investigadores plantearon que podía deberse al alto contenido de antioxidantes y sustancias bioactivas (incluyendo vitaminas, minerales y polifenoles).

Puede reducir la presión arterial

Otro de los beneficios revelado en un estudio del American Journal of Clinical Nutrition es que beber 2 vasos de zumo al día durante un mes reduce la presión arterial de los hombres con sobrepeso.

Parece ser que esto se debe a la hesperidina, el principal polifenol del zumo de naranja que ha demostrado tener un papel antiinflamatorio y antiaterogénico.

Puede contribuir a la salud del corazón

Durante 20 años, otro estudio analizó a un grupo de participantes que bebieron más de medio vaso diario y comprobó que estos tenían una menor incidencia de hipertensión, la cual puede conducir a enfermedades cardiovasculares.

*Artículo original publicado por Andrea Gómez Bobillo en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider