Salud

Qué son los Prebióticos y Probióticos y cómo incluirlos en tu dieta

Prebióticos

Hacer una dieta sana y equilibrada puede parecer demasiado complicado, aunque es cuestión de saber qué tiene cada alimento y combinar los nutrientes de forma correcta, una especie de puzzle. En este rompecabezas hay dos nutrientes importantes que debes tomar: probióticos y prebióticos, potenciadores de cualquier dieta.

Estos dos elementos actúan de forma conjunta para mejorar tu salud en general y el aporte de otros alimentos. Probióticos y prebióticos tienen beneficios nutricionales para tu sistema inmunológico y gastroinestinal, aunque probablemente ya tomas cierta cantidad de ellos. En caso negativo, puedes compensar fácilmente su ausencia.

Reequilibrar tu alimentación para seguir una dieta rica en probióticos y prebióticos hará que tu intestino funcione mejor y que tus defensas sean más fuertes pero ¿qué son exactamente? ¿Cómo funcionan? ¿Qué alimentos los tienen? Te lo explicamos.

Qué son y en qué se diferencian

La principal diferencia entre probióticos y prebióticos es que los primeros son microorganismos vivos, al contrario que los otros, que no lo son. Eso significa que los probióticos actúan en tu estómago mientras que los prebióticos sólo favorecen el crecimiento de otros organismos beneficiosos.

Los probióticos se utilizan para elaborar alimentos, sobre todo los que tienen que pasar un proceso de fermentación como por ejemplo los yogures o el queso, de ahí que sea recomendable incluir estos dos elementos en tu dieta. Además sabemos que los lácteos tienen un tipo de grasa especialmente saciante que puede ayudar a perder peso.

Estos son los alimentos de marca blanca que nunca debes comprar

El funcionamiento de los prebióticos es más pasivo, ya que simplemente mejora el crecimiento de tu flora intestinal para hacer más fáciles las digestiones, aunque por sí mismo quizás no tenga tantos beneficios como su contrapartida viva. Se encuentran en alimentos naturales, especialmente verduras y hortalizas.

Qué alimentos tienen probióticos o prebióticos y cómo comerlos a diario

Ahora viene la pregunta del millón: los probióticos y prebióticos tienen beneficios pero ¿es posible hacer dieta en base a ellos? En realidad, no es necesario. Simplemente tienes que comer alimentos que los contengan de forma regular, algo que seguramente ya estás haciendo sin saberlo.

Para ponértelo fácil, hemos elaborado una tabla en la que puedes ver una lista de alimentos ricos en probióticos y prebióticos. En el primer caso, dominan los lácteos, mientras que en el segundo lo hacen los productos de la huerta:

Probióticos Prebióticos
Yogur de leche de cabra, vaca u oveja Aceite de oliva
Queso de cualquier tipo Cebolla
Aceitunas Espárragos
Kéfir Espinacas
Chocolate negro Remolachas
Vinagre de manzana Puerros
Miso Manzana

Artículo publicado en Computerhoy

Sobre el autor

Eduardo Álvarez