Salud

¿Puedes morir antes de tiempo si consumes mucha carne? Este estudio dice que sí

¿Puedes morir antes de tiempo si consumes mucha carne? Este estudio dice que sí

Cada vez son más los estudios que hacen hincapié en la importancia para la salud -y el medio ambiente- de reducir los productos de origen animal y adoptar una dieta basada en plantas. Una reciente investigación revela la relación entre el consumo elevado de carne y la muerte prematura.

Malas noticias para los amantes de la carne: un nuevo estudio ha hallado un vínculo entre la cantidad de carne que come una persona y un mayor riesgo de muerte prematura. Recientemente también nos hacíamos eco de una investigación que revelaba un aumento del 20% en el riesgo de padecer cáncer de colon para aquellos que la consuman a diario.

Según la investigación publicada en el American Journal of Clinical Nutrition, las personas que comen más carne roja o carne o simplemente obtienen más proteínas de origen animales que vegetal en su dieta tienen una mayor probabilidad de morir a causa de una enfermedad crónica.

Estas son las toneladas de CO2 que generas al año según tu dieta

La nueva investigación analizó los datos del Estudio del factor de riesgo de enfermedad cardíaca isquémica de Kuopio, un análisis en curso que examina los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular en hombres de mediana edad del este de Finlandia, una población que se encuentra entre las tasas más altas de enfermedades cardíacas en Europa. La población del estudio estaba formada por 2.641 hombres finlandeses que tenían entre 42 y 60 años de edad cuando el estudio comenzó entre 1984 y 1989.

Los investigadores realizaron un seguimiento del segmento analizado a lo largo de dos décadas. 20 años, 1.225 de ellos habían muerto. El estudio arrojó que los que comieron Los que comieron cerca de 200 gramos o más de carne roja o procesada a diario, o que bien obtuvieron la mayoría de sus proteínas de la carne, tenían un riesgo un 23% más alto de muerte prematura, según ScienceDaily. Sin embargo, no todas las proteínas animales estaban relacionadas con el riesgo de mortalidad: los hombres que obtuvieron su proteína a través de huevos, pescado o productos lácteos evitaron el riesgo, mientras que los hombres que comían más proteínas vegetales que carne tendían a sobrevivir a los consumidores de la misma

Si bien este estudio solo puede revelar un vínculo entre el consumo de carne y la muerte prematura, la mayoría de las investigaciones apuntan a que aumentar la ingesta proteínas vegetales -como la soja, los garbanzos o las lentejas- y reducir el consumo de carne roja y procesada beneficia al corazón, baja el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares, obesidad, diabetes y diversos tipos de cáncer. En todo caso, es mejor optar por pescados y mariscos frescos, huevos o carnes magras.

Fuente | Reader´s Digest

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.