Salud

El truco infalible para saber si un huevo está malo

El truco infalible para saber si un huevo está malo

Comer un huevo en mal estado puede causarte desagradables problemas digestivos. Para comprobar si un huevo está fresco existe una prueba infalible que tan solo te llevará unos segundos.

Seguro que tu abuela se conoce este truco como la palma de la mano. Y es que saber si un huevo está fresco para usarse -ya sea hervido, escalfado, frito, revuelto o batido- solamente requiere una sencilla prueba casera, indispensable si se te ha olvidado la fecha de compra o si no conservas su caja original -o lo has comprado a algún agricultor local-.

Por qué nunca deberías lavar los huevos antes de cocinarlos

En primer lugar, cabe destacar que si los huevos ya se encuentran en un estado muy deteriorado lo habitual es que desprendan un fuerte y  molesto olor a azufre. Sin embargo, algunos están en apariencia bien -no huelen a podrido- pero por dentro, no son ya comestibles. Te enseñamos una sencilla prueba para averiguarlo.

Cómo saber si los huevos son frescos

La prueba es tan sencilla como llenar un vaso o una taza de agua para realizar lo que se llama prueba de flotación. Esto es, si los huevos están malos flotarán. Este fenómeno está relacionado con la forma en que la humedad se evapora a través de la cáscara a medida que los huevos envejecen. A medida que la humedad disminuye, la burbuja de aire dentro de la cáscara crece.

Otra forma de probar esto es sujetar el huevo contra tu oreja y agitarlo. Si oyes el chapoteo del huevo, es una mala señal. Pero si colocas suavemente el huevo en un vaso o tazón de agua, esta sencilla prueba te proporcionará una indicación de la frescura del huevo. La burbuja de aire estará en el extremo estrecho del huevo, por lo que puedes saber cuánto de fresco está el huevo por cómo se asienta en el agua.

Si el huevo está en posición horizontal, está en su punto más fresco. Si el extremo estrecho del huevo se inclina hacia arriba, el huevo todavía se puede usar, pero no es tan fresco. Estos últimos son mejores para hacer merengue.  Si el huevo está en posición vertical pero aún se encuentra en el fondo del recipiente, ya pasó su pico de frescura, pero aún es seguro, pudiendo hornearse o hervirse.

¿Y si el huevo flota? Deberás tirarlo a la basura y planificar mejor tu próxima compra para reducir el desperdicio de alimentos.

Fuente | Taste of Home

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.