Salud

Por qué es peligroso dejar los platos sucios en el fregadero durante días

Por qué es peligroso que los platos sucios se acumulen en el fregadero durante días

La procrastinación a veces empapa algunas tareas domésticas como la de fregar los platos. No obstante, dejar que la vajilla sucia y con restos de comida se acumule en el fregadero durante un par de días o más es peligroso. Te contamos por qué.

Puede que la pereza te haya invadido en alguna ocasión hasta el punto de dejar los platos sucios en remojo durante horas o días. Tenemos malas noticias para ti: según  informa la Australian Broadcasting Corporation, remojar los platos en realidad los ensucia más. O lo que es lo mismo, cuanto más tiempo dejes la vajilla sin lavar en el fregadero, más tiempo tendrán los microbios para crecer en ello

Los gérmenes dañinos en tu fregadero pueden proceder de distintos alimentos. En el caso de la carne, el pescado o el marisco crudo, es muy probable que haya bacterias como E. coli o salmonella en cuchillos y tablas de cortar. También las frutas, verduras, huevos o lácteos atesoran gérmenes que pueden propagarse y multiplicarse por la cocina si no sigues unas pautas de seguridad alimentaria e higiene, que no incluyen abandonar a su suerte los platos sucios.

Cabe tener en cuenta que los fregaderos implican un ambiente cálido y húmedo lleno de restos de comida, un estupendo caldo de cultivo para los microbios. 

5 tareas cotidianas que te ayudan a vencer el estrés, según estudios científicos

En este campo, la profesorra Barbara Mullan de la escuela de psicología de la Universidad de Curtin lleva años estudiando por qué la gente no se involucra en procedimientos seguros de manipulación de alimentos. En declaraciones a ABC Perth explica que no lavar los platos es una forma común de propagar gérmenes en los hogares. A su vez, las personas y los animales que viven en la casa contribuyen a su difusión. 

“Las bacterias permanecerán vivas en las superficies, incluso en superficies limpias, hasta por cuatro días”, explica esta experta. Los platos contaminados con partículas de alimentos permiten, si no se lavan, que estos patógenos permanezcan vivos durante mucho tiempo. 

En este aspectto, son varios estudios que demuestran que los platos lavados en lavavajillas son los más limpios. En el caso de lavarlos a mano, no debes dejarlos a remojo desde un punto de vista higiénico. Lo más importante es ponerse guantes de goma, fregarlos con agua lo más caliente posible, utilizar friegaplatos y bayetas y esponjas limpias, reemplazándolos con regularidad. Hay que utilizar bastante jabón y vigilar la limpieza de superficies como el mármol o las tablas de cortar, evitando la contaminación cruzada.

Fuente | ABC.Net

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.