Salud

Por qué deberías comer un puñado de nueces al día, según este estudio

nuez

Los frutos secos son pequeños salvavidas: un nuevo estudio sugiere que las personas que comen nueces todos los días pueden tener una mejor salud intestinal y un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

Son muchas las evidencias científicas que nos instan a comer frutos secos y semillas a diario, con múltiples beneficios como el control del peso, alargar la vida, aumentar la fertilidad o prevenir problemas de salud como la anemia, los cálculos biliares o las enfermedades del corazón. Ahora, otra investigación recalca la importancia de comer un par de nueces diarias para contribuir a la salud intestinal y cardíaca.

En 2019, investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania en State College descubrieron que las personas que reemplazaban las grasas saturadas con nueces, una fuente de grasas no saturadas, experimentaron beneficios cardiovasculares, particularmente mejoras en la presión arterial gracias al ácido alfa-linolénico, un tipo de ácido graso omega-3 que está presente en las plantas. Este fruto seco es rico también en proteínas y minerales como el calcio o el hierro. 

5 grandes beneficios de incorporar frutos secos a tu dieta

Los investigadores ahondaron más en el tema a través de un nuevo estudio, cuyos hallazgos han sido publicados en el Journal of Nutrition. Este sugiere que la incorporación de nueces en una dieta saludable puede beneficiar al intestino y, por lo tanto, mejorar la salud del corazón.“Además de analizar factores como los lípidos y las lipoproteínas, queríamos analizar la salud intestinal. También queríamos ver si los cambios en la salud intestinal con el consumo de nueces estaban relacionados con mejoras en los factores de riesgo de enfermedad cardíaca”, dice Kris-Etherton, una de las principales responsables.

Los investigadores realizaron un ensayo aleatorizado y controlado con 42 participantes con sobrepeso u obesidad, con edades comprendidas entre los 30 y los 65 años. Tras adoptar una dieta occidental estándar durante dos semanas, se dividieron en tres grupos: uno comió nueces enteras, otro ácido alfa-linolénico pero en la misma proporción que contendrían las nueces y otro, una dieta libre de nueces en la que se reemplazó el alfa-linolénico por ácido oleico.

Esta dieta fue asignada durante seis semanas y luego cambiada, de manera que todos los participantes siguieron las tres modalidades, aportando muestras fecales para analizar las poblaciones bacterianas presentes en el tracto gastrointestinal. Los resultados revelaron mejoras en las personas que comían nueces experimentaron mejoras en la salud del corazón, tal y como lo sugieren los cambios en las bacterias intestinales, como Roseburia, asociada o con la protección del revestimiento intestinal o Eubacteria eligens, Butyricicoccus y Lachnospiraceae.

Si estás buscando un snack saludable para picar entre horas, esta podría ser una de las mejores opciones, ya que los alimentos como las nueces enteras proporcionan una amplia gama de sustratos, como ácidos grasos, fibra y compuestos bioactivos, que permiten que nuestros microbiomas intestinales se alimenten.

Fuente | Medical News Today

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.