Salud

Las plantas se extinguen 500 veces más rápido que antes de la Revolución Industrial

Las plantas se extinguen 500 veces más rápido que antes de la Revolución Industrial

La tasa de extinción de las plantas es 500 veces más elevada que en la etapa previa a la Revolución Industrial, tal y como asevera una investigación que también revela que en los últimos dos siglos y medio se han producido cerca de 600 extinciones.

La base global de datos evidencia, tal y como recoge un nuevo estudio publicado en la revista Nature, que la velocidad a la que se extinguen las plantas es alarmante, y está directamente relacionada con la industrialización, la explotación de los recursos naturales y el sistema económico salvaje que rige el mundo hoy en día, y que organismos como la ONU han calificado de incompatible con la supervivencia del planeta.

“Este estudio es la primera vez que tenemos una visión general de lo que las plantas ya se han extinguido, de dónde han desaparecido y con qué rapidez está ocurriendo”, apuntaba el doctor Aelys Humphreys de la Universidad de Estocolmo y uno de los responsables del estudio. La tasa de extinción es 500 veces más elevada que en la época previa a la Revolución Industrial. 

La investigación se centró en documentar todas las extinciones de plantas conocidas en el mundo, aconteciendo estas en su mayoría en los trópicos y en las islas. Los puntos críticos se hallan en Sudáfrica, Australia, Brasil, India, Madagascar y Hawaii. Otro triste dato es que las extinciones probadas de plantas perdidas desde 1753 duplican el número de especies animales perdidas en el mismo período de tiempo y multiplican por cuatro las estimaciones botánicas recientes.

Una bacteria es responsable de que trabajar en el huerto te haga tan feliz

El principal culpable de la extinción de plantas no es otro que la actividad humana, que ocasiona actividades como la tala de bosques para obtener madera y la transformación de tierras en campos para la agricultura, en su mayoría destinada a abastecer la insostenible industria de la ganadería intensiva. La pérdida de cada planta puede desencadenar un efecto en cascada que afecte a múltiples especies. No hay que olvidar que las plantas sostienen toda la vida en la Tierra y son el esqueleto que vertebra y ampara los ecosistemas.

Es fundamental ampliar los estudios y tener programas de conservación más ambiciosos. Los investigadores han aportado pasos para frenar la extinción como “el registro de todas las plantas del mundo, la preservación de especímenes, la financiación de botánicos y la educación de los niños para que reconozcan las plantas locales”. Es absolutamente urgente: no en vano la ONU anunciaba que un millón de los ocho millones de especies de plantas y animales de la Tierra se encuentran en la actualidad en peligro de extinción.

Fuente | The Guardian

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.