Salud

1.000 millones de afectados en 2050 por el deshielo y la subida del nivel del mar

deshielo

El calentamiento de los océanos y el deshielo de los glaciares podrían provocarán que el nivel del mar aumente un metro para 2050 si mantenemos los niveles de emisiones actuales, afectando a mil millones de personas, según concluye el último informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas.

Urge más que nunca recortar las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera para evitar los peores vaticinios en torno al cambio climático. Si atendemos a la parte acuática de nuestro planeta, los océanos son cada vez más ácidos, están más calientes y son menos productivos, exponiendo a numerosos problemas a la fauna y flora que albergan.

Esta semana veía la luz un nuevo documento del IPCC sobre Océanos y Criosfera (las zonas heladas del planeta), elaborado por más de 100 científicos de 80 países diferentes. Publicado tras la celebración el pasado lunes de la Cumbre de Acción Climática en Nueva York, se trata de la investigación más completa hasta la fecha sobre las consecuencias del cambio climático en los ecosistemas oceánicos, costeros, polares y de montaña, y las comunidades humanas que dependen de ellos.

El informe concluye que de seguir a este ritmo, para el año 2050 -que está a la vuelta de la esquina, como quien dice- el deshielo de los glaciares y la subida de las temperaturas propiciarían una subida de un metro en el nivel del mar, ocasionando incontables pérdidas animales, vegetales y humanas. De hecho, habría más de 1.000 millones de afectados.

El cambio climático cambiará el color de los océanos, según alerta la ciencia

El informe apunta a que los cambios serán irreversibles incluso si el clima se estabiliza. Por ejemplo, las especies polares que dependen del hielo, como las morsas y los pingüinos, estarán cada vez más amenazadas a medida que su hábitat esté puesto en peligro o se reduzca su área geográfica.  “Los líderes deben actuar ahora para garantizar un futuro para el planeta. Es necesario invertir en reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero y aumentar significativamente los fondos para la resiliencia y la adaptación”, declaró Stephen Cornelius, asesor jefe de Cambio Climático de WWF.

Peter Winsor, director del Programa Ártico de WWF, señaló que el deshielo sin precedentes de las capas de hielo y glaciares de Groenlandia y la Antártida es el mayor responsable del aumento global del nivel del mar. “Todavía podemos salvar partes de nuestra criosfera, pero debemos actuar ahora. Los compromisos actuales de los gobiernos para combatir el cambio climático son inadecuados”.

Sin ir más lejos, los cuatro millones de personas que viven en el Ártico se enfrentan a la desaparición de sus fuentes de alimentos y sus hogares. Para 2050 podría haber mil millones de refugiados climáticos procedentes de zonas costeras anegadas. Algunas soluciones podrían ser ecosistemas costeros como los manglares y las marismas que protegen frente al clima extremo y la erosión costera, además de absorber carbono.

Por su parte,  Stuart Orr, coordinador del programa de agua dulce de WWF ha avisado que “el deshielo de los glaciares de montaña limitará el acceso al agua, así como la producción de alimentos, la generación de energía y las actividades económicas a lo largo de sistemas fluviales enteros, y condenará a la extinción a muchas especies“. Hora de pedir cuentas y responsabilidades a gobiernos y empresas y luchar por nuestro mundo.

Fuente | WWF

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.