Salud

El peor alimento que puedes comer antes de irte a dormir

Sorprendente comida antes de dormir

Lo que comes antes de comer es muy importante a la hora de garantizarte un buen descanso y conciliar rápido el sueño. Hoy te hablamos de un plato terminantemente prohibido antes de meterte en cama: la pizza.

La alimentación y el sueño guardan entre si un estrecho vinculo, sobre todo aquella comida que ingerimos para cenar. Mientras que algunos alimentos estimulan la producción de melatonina -la hormona responsable de regular el ciclo diario del sueño-, otros te alteran, te provocan pesadez estomacal o una mala digestión, pueden aumentar el riesgo de producir pesadillas o agudizar tu insomnio.

Por ello, es importante conocerlos y cenar alimentos que te hagan dormir mejor como avena, tomate, plátano, leche o frutos secos. Cabe destacar que el sueño es una ayuda importante para mantener y perder peso porque se cree que ayuda a regular dos hormonas importantes relacionadas con el hambre: la grelina y la leptina.

Por otra parte, deberías conocer aquellos alimentos que pueden causar estragos en tu ciclo de sueño. Además de agregar calorías adicionales al final de su día -haciendo fracasar los esfuerzos para perder peso- sus efectos van desde la indigestión a la mala calidad de descanso. De hecho, varios estudios apuntan a una asociación entre la obesidad y la duración más corta del sueño. O lo que es lo mismo, si duermes menos tienes más probabilidades de consumir más calorías durante el día que si duermes lo suficiente. Además, comer a altas horas de la noche puede alterar tus ritmos circadianos. 

Los 10 alimentos más importantes que debes comer para dormir bien

En concreto, existe un alimento que es lo peor que puedes llevarte a la boca antes de dormir: la pizza. En concreto, la de pepperoni. La razón por la que este plato interrumpe el sueño es porque el sabor picante de este embutido procesado y el ácido en la salsa de tomate, combinados con la grasa del queso pueden desencadenar reflujo estomacal -también conocido como acidez-, provocando que te despiertes parcialmente del sueño y que amanezcas fatigado e irascible al día siguiente.

Además de la acidez estomacal, el alto contenido de grasa en el queso puede causarle indigestión, lo que es una sensación incómoda en general.  Cabe destacar que este ingrediente también puede estresar tu sistema digestivo si eres moderadamente intolerante a la lactosa.

Según las estimaciones de National Institutes of Health aproximadamente el 65 por ciento de los adultos son intolerantes a la lactosa. Además, a medida que envejecemos tendemos a perder las enzimas que ayudan a digerir la lactosa, el azúcar que se encuentra en los productos lácteos. Debido a que las bacterias del colon se alimentan con estos azúcares, esto puede propiciar hinchazón, gases y diarrea.

¿La solución? Come pizza por la noche solamente en ocasiones puntuales, varias horas antes de dormir o a mediodía. Este plato puede ser saludable si sabes cómo prepararlo, tal y como te contamos aquí.

Fuente | Eat This, Not That

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.