Salud

Las mutaciones en el código de ADN podrían estar relacionadas con la depresión

Las mutaciones en el código de ADN podrían causar depresión

Una nueva investigación ha identificado mutaciones en el código de ADN que pueden afectar al metabolismo energético y que a su vez, podrían guarda relación con el trastorno depresivo mayor.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) describe la depresión como “la principal causa de discapacidad en todo el mundo”, un problema global que afecta a 300 millones de personas en todo el mundo y sobre el que inciden numerosos factores, desde la genética a factores ambientales, alimentación, consumo de sustancias, fisiología del cerebro o sistema inmune.

Existe una teoría que aborda que las perturbaciones en el metabolismo energético del cerebro podrían causar trastorno depresivo mayor. En un reciente estudio los investigadores eliminaron el gen Sirt1 en neuronas de ratones machos. El resultado fue una reducción drástica en el número de mitocondrias en estas células, acompañada por síntomas similares a la depresión.

Las mitocondrias, las llamadas centrales eléctricas de la célula, son compartimientos especializados que convierten los alimentos que ingerimos en la energía química que nuestras células requieren para funcionar. Cada célula tiene muchas mitocondrias para garantizar un suministro de energía sin problemas. No obstante, al reducir su número o interrumpir las intrincadas vías metabólicas, las células pueden morir debido a la falta de energía.

7 alimentos buenos para vencer la depresión

En un artículo publicado recientemente en la revista Nucleic Acid Research, los científicos utilizaron herramientas bioinformáticas para identificar grandes mutaciones en el código genético de las mitocondrias, hallando una firma molecular significativa de estos en un subconjunto de muestras de cerebro con depresión.

Los científicos saben que las eliminaciones, un tipo de mutación del ADN en el que falta una gran parte del código genético, causan una serie de enfermedades mitocondriales. El autor principal del estudio, Brooke E. Hjelm, profesor asistente de genómica traslacional clínica en la Universidad del Sur de California en Los Ángeles, apuntó que los investigadores ya habían identificado alrededor de 800 deleciones -anomalías estructurales cromosómicas- en el genoma mitocondrial.

En la investigación se empleó una herramienta de análisis empleada para la comunidad de investigación llamada MapSplice, desarrollando un proceso para detectar y cuantificar las eliminaciones mitocondriales. En las 93 muestras de seres humanos, que provenían de 41 individuos fallecidos, incluidas en el estudio, descubrió cerca de 4,500 deleciones.

“Hay eliminaciones que anteriormente solo se habían visto en una o unas pocas personas con un diagnóstico de enfermedad mitocondrial, lo que sugiere que son poco frecuentes, cuando en realidad es probable que estas eliminaciones ocurran en todos nosotros, simplemente no están presentes a una tasa lo suficientemente alta como para causar una enfermedad”, apuntó.

Fuente | Medical News Today

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.