Salud

Música relajante funciona como una benzodiacepina para paliar la ansiedad preoperatoria

La música puede ser mejor que las benzodiacepinas para la ansiedad preoperatoria

Que la música amansa a las fieras es un refrán tan certero como que puede aliviarnos mejor que una pastilla de cara a la ansiedad que propicia una operación quirúrgica. Hoy te hablamos de un interesante estudio clínico que lo atestigua.

Son muchas las personas que padecen ansiedad preoperatoria antes de pasar por el quirófano. Esta puede afectar a la recuperación, incluida la cicatrización de heridas, por lo que es habitual prescribir benzodiacepinas, medicamentos que actúan como sedantes, para reducir los niveles de ansiedad antes de recibir anestesia.

Sin embargo, estas no están exentas de efectos secundarios que pueden afectar la respiración, el flujo sanguíneo e incluso el estado de ánimo. Un ensayo clínico que ha visto la luz en la publicación Regional Anesthesia & Pain Medicine podría dibujar una vía alternativa: música, tal y como lo oyes.

En primer lugar, cabe destacar que no es la primera ocasión en la que se demuestra el poder musical para paliar la ansiedad: en 2013 se publicó una revisión de 26 ensayos que también concluyó que la música puede tener un “efecto beneficioso” en la ansiedad preoperatoria. No obstante, hasta ahora ninguna investigación había establecido una comparativa entre la música y las benzodiazepinas.

Así es como la música te hace mejor persona, según la ciencia

Los expertos creen que la música relajante tiene un sonido muy definitivo. Como lo indica la investigación de Southern Medical Journal, una canción que no incluya letras, ningún cambio significativo en el ritmo o el ritmo, y un estimado de 60 latidos por minuto es la más efectiva para reducir la ansiedad.

En este ensayo clínico que hoy nos compete, sus responsables dividieron a 157 participantes adultos en dos grupos de forma aleatoria. Mientras que unos recibieron inyecciones de una benzodiazepina llamada midazolam 3 minutos antes de la anestesia, otros se pusieron auriculares con cancelación de ruido y escucharon una pista musical preprogramada durante un total de 3 minutos. Luego, los grupos recibieron un anestésico de bloqueo de nervios periféricos que adormecía una parte específica del cuerpo.

El tiempo puede parecer corto, pero 3 minutos es el tiempo que tarda el medicamento en alcanzar la eficacia óptima, según el equipo de investigación. La elección de la canción también fue intencional. La banda británica Marconi Union creó la canción en asociación con terapeutas de sonido, con el objetivo de reducir la ansiedad, junto con el ritmo cardíaco y la presión arterial, algo que te contamos anteriormente en TICbeat.

Para capturar con precisión los niveles de ansiedad, los investigadores utilizaron una escala de ansiedad aprobada antes y después de la exposición a la música o las benzodiazepinas. La escala incluye seis afirmaciones simples que los participantes puntúan de 1 a 4. Los investigadores también pidieron a los participantes y médicos que calificasen su satisfacción mediante una escala de 10 puntos.

Sorprendentemente, los resultados revelaron que los cambios en los niveles de ansiedad preoperatorios causados ​​por ambos métodos de calma son similares. Los médicos también informaron niveles de satisfacción similares.

La única diferencia real fue que las personas que escuchaban música se sentían menos satisfechas que las del grupo de drogas. Los investigadores creen que dicha reacción está motivada porque los participantes no pudieron elegir la pieza musical.

Los que estuvieron expuestos a la música también dijeron que era más difícil comunicarse y los médicos estuvieron de acuerdo. Si bien esto puede tener una explicación simple (los auriculares con cancelación de ruido y no un volumen estandarizado), cualquier problema de comunicación en un hospital no es lo ideal.

Los hallazgos indican que la música puede constituir un tratamiento viable para la ansiedad preoperatoria, aunque se recomienda hacer más estudios.

Fuente | Medical News Today

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.