Salud

Los desastres naturales impactan durante años en el rendimiento escolar infantil

Los desastres naturales impactan durante años en el rendimiento escolar infantil

Un estudio científico llevado a cabo en Australia revela cómo los desastres naturales repercuten de forma negativa al rendimiento académico de los niños en los años posteriores, empobreciendo su aprendizaje.

Los niños que viven en regiones afectadas por desastres naturales tales como huracanes o incendios forestales no solamente interrumpen su escolarización debido a la catástrofe o tienen estrés postraumático, sino que sus resultados académicos a largo plazo son más pobres y su rendimiento cognitivo se resiente, tal y como revela una investigación llevada a cabo por la Universidad de Melbourne, Smoldering Stump, la Universidad de Tecnología de Swinburne y la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Australia, cuyos hallazgos han visto la luz en la publicación ‘Child Development’.

El estudio analizó a 24.642 niños que asistieron a escuelas primarias en la localicad australiana de Victoria, afectada por los incendios de ‘Black Saturday’ en febrero de 2009. Los investigadores realizaron una comparativa entre estudiantes matriculados en escuelas que tuvieron un impacto alto o medio del fuego y otros que asistían a escuelas con poco o ningún impacto, rastrando el rendimiento académico en un período de cuatro años.

El coste emocional de la contaminación: un estudio revela que nos hace más infelices

Se examinaron las puntuaciones académicas en exámenes de lectura, escritura, ortografía, aritmética y gramática pertenecientes al Programa Nacional de Evaluación para evaluar las habilidades de alfabetización y aritmética a través del currículo escolar. Las mencionadas competencias se midieron dos y cuatro años después de los incendios, teniendo en cuenta circunstancias familiares como el idioma, los factores culturales y de salud o el nivel educativo parental.

Según reveló el estudio, se redujeron las puntuaciones en lectura y aritmética en los centros cuyos alumnos habían sido más impactados por el fuego. En escritura, ortografía y gramática de la evaluación académica no existieron diferencias notables, mientras que no existieron diferencias de género en los resultados.

Una de las principales conclusiones de esta investigación es que las habilidades cognitivas relacionadas con los tipos de aprendizaje pueden verse afectadas por experiencias tempranas de trauma, un fenómeno que también se relaciona con interrupciones continuas en el hogar, la escuela y la comunidad.

“Dado el aparente retraso por el impacto de los incendios, será importante que los estudios futuros sobre los impactos de los desastres en los niños se extiendan durante más de tres años y que se tengan en cuenta los impactos académicos y cognitivos junto con los factores relacionados con la salud y el bienestar social y emocional”, puntualizó Jane Nursey, consultora clínica principal en Phoenix Australia -Centro para la Salud Mental Postraumática en la Universidad de Melbourne y coautora del estudio.

La investigación espera “confiar más en captar el impacto a largo plazo de los desastres en el rendimiento académico de los niños, impactos que pueden no ser evidentes los primeros años después de un evento, y podemos asegurar que las intervenciones se centren en las áreas apropiadas para ayudar a los niños a tener éxito en la escuela y en la vida”, con intervenciones que brinden apoyo social, emocional y académico, este último especialmente centrado en la lectura y la aritmética.

Fuente | Ecoticias

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.