Uno de los dilemas a los que se enfrentan los dueños de animales domésticos, es si deben permitir a su mascota salir al exterior. A un perro lo puedes controlar más, pero con un gato a veces se marcha durante horas o días, y no sabes dónde ha estado. ¿Hay que dejar salir al gato fuera de casa? Los científicos zanjan el tema: si quieres que tu gato viva más años, no debes dejar que salga al exterior.

La razón es que cuando están fuera de casa se contagian de parásitos y patógenos que, además, pueden transmitir a las personas.

El estudio se ha publicado en la revista científica Biology Letters, y se ha combinado con más de una docena de estudios previos en donde se han analizado enfermedades contraídas por los gatos en entornos de exterior e interior, en países tan dispares como España, Canadá, Australia, Pakistán, Suiza, Alemania, Brasil, etc.

Tu gato no es tan independiente como crees, según este estudio

Dicho estudio concluye que los gatos que salen al exterior tienen tres veces más posibilidades de contagiarse de enfermedades, parásitos y patógenos que los que siempre permanecen dentro de casa. Los gatos más caseros tienen una esperanza de vida mayor, ya que muchos de estos patógenos son mortales para los animales.

Y algunos, como la toxoplasmosis o ciertos gusanos intestinales, se pueden contagiar a los humanos a través de perros y gatos (aunque para nosotros raras veces son mortales).

Un dato curioso es que los gatos se contagian de más enfermades en el exterior, a medida que se alejan del ecuador. La lógica nos diría lo contrario, ya que en el ecuador con el clima tropical hay más animales y plantas y parece un sitio más propenso para contraer patógenos o parásitos.

Pero el estudio ha descubierto justo lo contrario. Cada grado de aumento de la latitud absoluta, con respecto al ecuador, aumenta la probabilidad de infección en el exterior un 4%.

En resumen, si quieres que tu gato viva más años, no le dejes salir al exterior.

Los gatos se domesticaron hace más de 5.000 años, y se calcula que actualmente existen unos 500 millones de gatos domésticos en todo el mundo.