Salud

La OMS aclara que no hay evidencia de que el coronavirus haya perdido potencia

coronavirus

La OMS aclara que no existen evidencias de que el coronavirus se ha debilitado, ni en transmisión ni en severidad. La respuesta llega tras las afirmaciones de uno de los eminentes médicos italianos que ha estado al frente de la pandemia en Lombardía, la región más afectada del país.

La Organización Mundial de la Salud aclara que no hay evidencias de que el coronavirus haya perdido potencia, a pesar de las declaraciones de Alberto Zangrillo, jefe del Hospital San Raffaele en Milán, Lombardía, la región más afectada del país.

“En términos de transmisibilidad, esto no ha cambiado, en términos de severidad, esto tampoco ha cambiado”, ha insistido Maria Van Kerkhove, directora técnica de la OMS, según apunta Reuters.

Hasta el momento, no hay datos que demuestren que el nuevo coronavirus ha cambiado significativamente respecto a cómo se transmite o evoluciona.

Ni siquiera sobre los que se apoya el doctor Zangrillo, quien atiende personalmente al exprimer ministro Silvio Berlusconi, y afirma que desde un punto de vista clínico, el virus ya no existe en Italia. Asimismo, ha sido respaldado también por su colega Matteo Bassetti, director de la unidad de enfermedades infecciosas en el hospital San Martino de Génova, que sostiene que las muestras que se tomaron en los últimos 10 días presentan una carga viral significativamente menor.

“Nunca hemos dicho que el virus haya cambiado, dijimos que la interacción entre el virus y el huésped definitivamente ha cambiado“, sostiene tras anunciar que el estudio realizado por el científico Massimo Clementi se publicará la “próxima semana”.

Covid Radius, la pulsera que vibra si te saltas la distancia de seguridad

En él, los expertos comparan muestras de virus de pacientes con COVID-19 en el hospital con sede en Milán en marzo con muestras de pacientes con la enfermedad en mayo.

“El resultado [del estudio] fue inequívoco: una diferencia extremadamente significativa entre la carga viral de los pacientes ingresados ​​en marzo en comparación con los admitidos el mes pasado”, detalla a Reuters.

Aunque no es inusual que los virus muten y se adapten a medida que se propagan, varios estudios genéticos del SARS-CoV-2 apuntan a la identificación de cepas más contagiosas y a su amplia capacidad de adaptación particular a cada huésped —lo que lo hace 4 veces más peligroso que el SARS de 2002.

Algo con lo que coinciden los profesionales de la salud consultados por la agencia.

Según Martin Hibberd, profesor de enfermedades infecciosas emergentes en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, con datos de más de 35.000 genomas de virus completos, actualmente “no hay evidencia” de que haya una diferencia significativa en relación con la gravedad —por lo que no se estaría volviendo menos potente.

Mientras, otros autores consideran que sus declaraciones son bastante inverosímiles por las mismas razones genéticas del virus anteriormente comentadas, respalda Oscar MacLean, del Centro de Investigación de Virus de la Universidad de Glasgow.

La sugerencia del médico italiano es potencialmente peligrosa, ya que da una falsa seguridad basada en ninguna evidencia”, ha subrayado Leana Wen, médico de emergencias y profesora de salud pública en la Universidad George Washington, a Reuters.

Las mismas razones por las que el Gobierno italiano ha pedido prudencia a los médicos que coinciden con Zangrillo para que no confundan a los italianos:

“En espera de evidencia científica para respaldar la tesis de que el virus ha desaparecido, invito a aquellos que dicen estar seguros a que no confundan a los italianos“, indicaba Sandra Zampa, subsecretaria del Ministerio de Salud de Italia en un comunicado.

*Artículo original publicado en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider