Salud

La distancia ideal del ordenador para no tener la vista cansada

distancia ordenador

Si notas la vista cansada puede que no estés guardando la distancia necesaria con el ordenador, un fallo que tiene sus consecuencias. Si notas la vista cansada puede que no estés guardando la distancia necesaria con el ordenador, un fallo que tiene sus consecuencias.

Pasamos más tiempo delante de la pantalla y esto puede ser un importante problema. Aunque los monitores van evolucionando con el tiempo y cada vez son menos agresivos a la vista, hay que tenerlos bien configurados y trabajar o estudiar a la distancia más adecuada para que no sufran los ojos.

Los problemas que pueden surgir ante una mala postura son muchos: sequedad, irritación, cansancio, dolores de cabeza y en los ojos… Algo que encima se puede potenciar si no se tiene el brillo perfectamente calibrado o el tamaño de la letra más cómodo para que no resulte incómoda la lectura.

Aunque suelen cambiar las pantallas según son de portátil o sobremesa, o si son normales o curvas, por ejemplo, sí hay unas normas básicas que debes seguir a la hora de colocarte delante de él, tal como han mostrado en Diario Sur.

Se podría decir que existen dos factores que son especialmente importantes a la hora de situarnos delante del ordenador. El primero, como es obvio, es la distancia, y lo mejor es que se mantengan entre 50 y 70 centímetros entre los ojos y la pantalla para que haya que forzar la vista.

9 posturas de yoga para practicar desde tu sitio en la oficina

Además también se debe mantener la mirada levemente hacia abajo y lo ideal sería que estuviese a unos 15º por debajo de la línea de mirada. A lo que habría que acompañar que el cuello se encuentre relajado y el resto del cuerpo tenga una postura no forzada, con la espalda recta.

De todas formas, ignorar las señales que suele mandar el cuerpo cuando se está cometiendo el fallo de tener una mala postura es un peligro. Hay problemas que pueden agravarse de forma importante y con la vista es mejor no arriesgarse: las consecuencias pueden muy problemáticas.

*Artículo original publicado por Ekaitz Ortega en Computerhoy.com

Te recomendamos

Sobre el autor

ComputerHoy.com