Salud

Más infartos y accidentes cerebrovasculares en los días de contaminación alta

Más infartos y accidentes cerebrovasculares en los días de contaminación alta

La contaminación están relacionada con toda clase de problemas de salud física y mental, desde la muerte prematura al cáncer, la obesidad, el autismo o el Alzheimer. Pero además del largo plazo, los días con más contaminación se producen más accidentes cardíacos y cerebrovasculares.

Las emisiones contaminantes que la humanidad ha vertido al planeta, especialmente en los últimos cincuenta años, tienen un elevado coste medioambiental, emocional y físico que pagamos muy caro. Sin ir más lejos, este mal acaba con la vida de 400.000 europeos cada año, mientras que varios estudios han puesto el foco sobre su vínculo con la obesidad infantil, las mayores papeletas para padecer autismo, y cómo agrava el riesgo de demencia, la merma de la inteligencia o disminuye la felicidad.

Los investigadores hace años que conocen los estragos nocivos y devastadores de la exposición crónica a la contaminación del aire, causante de graves dolencias que van desde el cáncer de pulmón hasta infección respiratoria. Pero es ahora cuando también se está estudiando las consecuencias de la polución en el corto plazo. Nuevos datos procedentes de Reino Unido muestran el impacto negativo inmediato que se produce en los días de alta contaminación, cuando se producen más infartos y accidentes cerebrovasculares como ictus, derrames o embolias. 

La contaminación aumenta tu riesgo de sufrir enfermedades mentales

Los investigadores del King’s College London reunieron datos sobre los niveles diarios de contaminación del aire en nueve ciudades del Reino Unido y los dividieron en “días de alta contaminación” y “días de baja contaminación”. A continuación se analizaron datos diarios sobre ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares en cada ciudad, y descubrieron que los servicios de emergencia trataban a un promedio de 124 personas más por ataques cardíacos y a 231 personas más por accidentes cerebrovasculares en días de alta contaminación que en días bajos.

King’s College planea publicar su informe completo sobre el estudio en noviembre, pero según Simon Stevens, director ejecutivo del Servicio Nacional de Salud de Inglaterra, los datos preliminares muestran que no hay tiempo que perder para abordar la contaminación del aire en Inglaterra y evidentemente, en muchos otros lugares del planeta asfixiados por una calidad del aire insuficiente y peligrosa.

“Estas nuevas cifras muestran que la contaminación del aire ahora está causando miles de derrames cerebrales, ataques cardíacos y ataques de asma, por lo que está claro que la emergencia climática también es una emergencia de salud”, apuntaba Stevens al diario The Guardian. “Dado que estas muertes evitables están ocurriendo ahora, no en 2025 o 2050, debemos actuar juntos y ahora”.

No hay que olvidar lo global del problema si tenemos en consideración que el 95% de la población mundial respira aire contaminado en estos instantes. 

Fuente | Futurism

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.