Salud

Estas son las toneladas de CO2 que generas al año según tu dieta

Estas son las toneladas de CO2 que generas al año según tu dieta

Eres lo que comes, y tu huella ambiental, más de lo mismo. Te explicamos cuántas toneladas de CO2 generas al año según los alimentos que incluyes en tu dieta habitual.

Según tengas una dieta en la que la carne tenga una gran presencia, carente de carne -aunque sí de otros productos animales-, vegetariana o vegana la huella de carbono que acaba en la atmósfera derivada de esos alimentos puede ser muy diferente. Una persona que consuma carne con mucha habitualidad generará el doble de dióxido de carbono que una persona vegana, según los datos de Shrink That Footprint. No en vano la ganadería intensiva es una de las principales culpables del cambio climático.

Estudios más recientes muestran que las emisiones del sistema alimentario podrían representar tanto como la cuarta parte de todas las emisiones humanas. De ellas, el 12% es de la producción agrícola, otro 9% de la deforestación inducida por la agricultura y un 3% más de  aspectos como la refrigeración y el transporte.

El inasumible coste ambiental de producir carne roja, en cifras

El análisis de Shrink That Footprint responde a la pregunta de cuál es el impacto de la carne en la huella ambiental de un individuo utilizando datos de los Estados Unidos y comparando a un amante de la carne, una dieta promedio, sin carne roja, vegetariana y vegana. No se incluyen las emisiones de transporte, almacenamiento o cocción de alimentos sino que se analizan las emisiones asociadas con la producción y suministro de alimentos. He aquí los resultados.

Infografía dieta y huella de carbono

 

La dieta de un estadounidense promedio tiene una huella alimentaria de alrededor de 2,5 toneladas de CO2 por persona cada año. Para un amante de la carne, esto aumenta a 3,3 toneladas, mientras que una dieta sin carne roja baja a 1,9. En la dieta vegetariana la huella ambiental desciende hasta las 1,7 y enla vegana a 1,5 t CO. Cada una de estas estimaciones incluye las emisiones de los alimentos que se consumen, desperdician los consumidores y se pierden en la cadena de suministro.

En la dieta promedio, los productos animales representan el 60% de las emisiones, a pesar de que solo representan una cuarta parte de la energía alimentaria. Para el amante de la carne, el consumo de carne de vacuno causa casi la mitad de las emisiones de solo una décima parte de la energía alimentaria. En la dieta sin carne roja, todas las reducciones de la huella alimentaria promedio se producen al cambiar de carne de res a pollo. La diferencia entre las dietas vegetariana y vegana se debe a que el consumo de lácteos se cambió a una mezcla de cereales y verduras, mucho más responsables con el planeta. 

Según Terra.org, una web de ecología práctica, si quieres apostar por una dieta de baja huella de carbono sería aquella “basada en productos frescos y poco envasados y procesados, ecológicos cuando sea posible, con poco consumo de carne y de origen lo más local posible“.

Fuente | Shrink That Footprint

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.