Salud

Estas son las cosas que tu perro NUNCA debe comer

Estas son las cosas que tu perro NUNCA debe comer

Repasamos una larga lista de cosas que tu perro NUNCA debe comer para no experimentar problemas de salud, según revelan los expertos. Los siguientes ingredientes deberían quedar tachados de la dieta canina de tu mejor amigo.

Los alimentos que son perfectamente adecuados para el consumo humano pueden resultar tóxicos para tu perro, representando una grave amenaza para su salud y bienestar o provocándole daños digestivos. Esto principalmente se debe a las diferentes tasas de metabolismo de los animales, por lo que no deberías darle a probar tu peludo mejor amigo todo lo que cae en tu plato.

Tu perro entiende mejor lo que dices de lo que crees, según este estudio

Para evitar disgustos y problemas de salud, estos son los alimentos que no son seguros ni son aptos para el consumo canino, muchos de los cuales son tóxicos para los perros. Algunos ingredientes prohibidos, como el alcohol, la pasta de dientes, caramelos, golosinas o chicles son más que evidentes, mientras que otros pueden conducir a errores debido a la desinformación sobre ellos.

Alimentos que no deberías dar a tu perro

  • Aguacate: Los aguacates contienen persina, que puede causar diarrea, vómitos y congestión cardíaca. Además, el hueso puede provocarles asfixia.
  • Comida de gato: Este tipo de alimentos contienen elevados niveles de proteínas y grasas que están dirigidas a la dieta de un gato, no de un perro, al que le podrían causar malestar estomacal, obesidad y pancreatitis.
  • Chocolate: Contiene teobromina y cafeína, que aceleran la frecuencia cardíaca y estimulan el sistema nervioso. Dependiendo del tipo de chocolate, la cantidad que ingiera su perro y el peso de su perro determinarán los efectos negativos, que podrían ser vómitos, diarrea, inquietud, aumento de la micción, temblores, frecuencia cardíaca elevada, e incluso convulsiones y muerte.
  • Café: La cafeína es extremadamente peligrosa para tu perrito, que podría experimentar hiperactividad, inquietud, vómitos, aumento de la frecuencia cardíaca y presión arterial, temblores y convulsiones y muerte en casos de ingesta demasiado elevada.
  • Huesos cocidos: Mientras que sí es recomendable darle huesos crudos a tu mejor amigo, los que están cocinados pueden astillarse con facilidad.
  • Ajo y cebolla: En cantidades grandes pueden propiciar debilidad, vómitos y dificultad para respirar. Las cebollas pueden causar anemia y dañar los glóbulos rojos al contener disulfuros y sulfóxidos.
  • Uvas y pasas: Estos alimentos pueden causar insuficiencia renal en los perros.
  • Suplementos vitamínicos para humanos: Teniendo en cuenta que algunos casos contienen el 100% de la cantidad diaria recomendada de varios minerales, consumirlos podría propiciar una sobredosis de un mineral para tu amigo canino.
  • Nueces de macadamia: Ingerir incluso pequeñas cantidades de nueces de macadamia puede ser letal para su perro. Los síntomas incluyen temblores musculares, vómitos, aumento de la temperatura y debilidad en las piernas. 
  • Leche y productos lácteos: Si bien las pequeñas dosis no matarán a tu perro, le provocarán flatulencias y diarrea, además de problemas digestivos y alergias.
  • Carne y pescado crudos: Puede haber en ellos bacterias que causan intoxicación alimentaria. Eso sí, puedes dárselos cocinados, teniendo cuidado en el caso del pescado con las espinas.
  • Azúcar: Demasiado azúcar para tu querido cachorro puede provocar problemas dentales, obesidad e incluso diabetes.

 

Fuente | Canine Journal

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.