Salud

Estar en la misma habitación que tu pareja reduce el dolor, según este estudio

Estar en la misma habitación que tu pareja reduce el dolor, según este estudio

Un reciente estudio ha investigado si estar en compañía de nuestra pareja romántica en la misma estancia mejora nuestra tolerancia al dolor, pese incluso a no tener apoyo verbal o contacto físico.

El año pasado, una investigación demostraba que coger la mano de la persona querida vuelve más resistente a los estímulos dolorosos debido a que las ondas cerebrales se sincronizan. Unos meses después ha visto la luz otro ambicioso estudio realizado por investigadores de la Universidad de Ciencias de la Salud, Informática Médica y Tecnología en Hall y la Universidad de las Islas Baleares en Palma de Mallorca que ahonda acerca de si la presencia de la pareja puede ‘reducir el dolor agudo’.

El estudio revela que compartir habitación con la pareja romántica también puede mejorar la tolerancia al dolor, incluso sin contacto físico o apoyo verbal. Los hallazgos del estudio han sido publicados en el Scandinavian Journal of Pain.

“Para ampliar nuestro conocimiento sobre el papel de las diferencias individuales en la modulación del dolor social, el presente estudio tuvo como objetivo investigar las implicaciones de la empatía disposicional, que se refiere a una tendencia de rasgo estable a ser consciente y experimentar indirectamente los pensamientos, sentimientos y percepciones de otro “, explican los autores en el estudio.

Las claves de una relación de pareja feliz, según la ciencia

Para su investigación, los investigadores reclutaron a 48 parejas heterosexuales, en las cuales las parejas tenían una edad media de 25 años. Además, llevaban juntos durante un período medio de 3,22 años. Para evaluar la empatía de cada persona, los investigadores les pidieron que completaran un cuestionario. Luego, probaron cómo reaccionó cada persona al dolor por presión en dos condiciones experimentales diferentes: cuando estaban solos y cuando estaban en presencia de su pareja.

En el segundo escenario, el compañero, aunque presente en la sala, permaneció completamente pasivo, sin tocar ni hablar con su compañero. Para medir la sensibilidad al dolor en cada ocasión, los investigadores utilizaron una herramienta especial conocida como algómetro de presión. El equipo descubrió que tanto los hombres como las mujeres parecían ser más resistentes al dolor cuando estaban en presencia de su pareja romántica. Además, cuanto mayor sea el nivel de empatía de la pareja romántica, mayor será su tolerancia al dolor.

“Se ha demostrado que hablar y tocar repetidamente reducen el dolor, pero nuestra investigación muestra que incluso la presencia pasiva de una pareja romántica puede reducirlo, y que la empatía de la pareja puede amortiguar la angustia afectiva durante la exposición al dolor”, dice el profesor Stefan Duschek, primer autor del documento. No obstante, existen limitaciones en el estudio, como la posibilidad de percibir menos dolor porque la presencia resulte una distracción.

Aún así, el equipo concluye que sus hallazgos sí indican un efecto significativo del vínculo romántico en la sensibilidad al dolor. De este modo, los investigadores recalcaron que pese a las restricciones, la investigación proporciona evidencia que “la presencia de una pareja romántica es efectiva para reducir el dolor agudo incluso sin su retroalimentación activa, y que este efecto aumenta con la empatía de la pareja”.

Fuente | Medical News Today

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.