Salud

Errores similares a Wuhan que estamos cometiendo en Europa con el COVID-19

Errores similares a Wuhan que estamos cometiendo en Europa

En Europa, convertida en el principal foco de la pandemia mundial del COVID-19, se están cometiendo errores parecidos a los que acontecieron en Wuhan, el epicentro de China desde el que el virus se propagó a todo el planeta.

En el momento de escribir este artículo, los casos de coronavirus son más de 200.000 en todo el mundo -confirmados, puesto que entre leves y asintomáticos pueden existir muchos más-, y el número de contagios se sitúa en torno a 14.000 en España. La mayor parte de contagios se concentran en la provincia china de Hubei, seguida por Italia, Irán, España y Francia.

Ahora que el Viejo Continente eclipsa a China en el pico de su epidemia, numerosos médicos de Wuhan advierten de signos preocupantes de errores parecidos. Y es que en la ciudad china fueron la escasez de equipos de protección y la falta de comprensión de la enfermedad los que llevaron a miles de trabajadores de la salud a infectarse durante las primeras semanas del brote en enero. Allí 46 sanitarios han perdido la vida.

Bloomberg recogía las declaraciones en Beijing de Wu Dong, profesor de gastroenterología en el Hospital del Colegio Médico de la Unión de Pekín. El profesional advierte de la importancia de proteger a los equipos humanos de la sanidad, y no repetir los mismos fallos médicos en Europa. Estrés, jornadas extenuantes, déficit de suministros de protección, desbordamiento de camas o la naturaleza altamente contagiosa del virus -que puede transmitirse por vías inusuales, como los ojos-, son los vectores que empapan el día a día de los sanitarios.

Qué ha hecho Corea del Sur para frenar la curva del coronavirus en una semana

Uno de los principales errores es no proteger lo suficiente a los sanitarios de los pacientes: en Wuhan, los doctores de oído, nariz y garganta (ENT) y oftalmólogos se infectaron a tasas más altas que sus compañeros de otras especialidades en los mismos hospitales. Por ello, y pese a lo vertiginoso de las circunstancias y rapidez de los contagios, resulta fundamental educar y capacitar en temas de protección. 

Para los médicos de Wuhan, priorizar las pruebas y test es fundamental para evitar los contagios de personas asintomáticas, que podrían tener la llave en la rápida propagación del virus. A diferencia de las pandemias anteriores como la de 2003 causada por el SARS, el coronavirus causa síntomas leves o incluso ningún síntoma en algunas personas infectadas al principio, por lo que las pruebas de ácido nucleico, que identifican la secuencia genética del virus en muestras de pacientes, son sumamente importantes. 

En este sentido, países como Estados Unidos están desatando el temor en la ciudadanía por el lentro despliegue de las pruebas y la India o Indonesia también reciben críticas por la ausencia de detecciones. Corea del Sur, en la que hubo el segundo mayor número de casos en Asia, ha logrado controlar su epidemia en gran medida a través de pruebas diarias de decenas de miles de personas.

Otro punto fundamental es tener cuidado la población adulta. Los adultos tienen 2,7 veces más probabilidades de contraer la enfermedad que los niños, según un estudio publicado en la revista Nature Medicine el lunes de 745 niños y 3.174 adultos. La mayoría de los niños infectados tenían contacto cercano con pacientes confirmados o eran parte de grupos familiares. En el Journal of the American Medical Association, otro estudio mostró que entre nueve bebés, ninguno requirió cuidados intensivos o tuvo complicaciones graves, y hasta el momento ninguno entre los cero y los diez años ha fallecido. 

Cabe destacar que en el país asiático se está empleando medicina tradicional china como complemento para el 87% de los casos del país, funcionando bien en pacientes con enfermedades leves y en aquellos que se han recuperado de su enfermedad crítica, según destacaban desde la agencia oficial de noticias Xinhua el 17 de febrero.

Los médicos de Wuhan destacan la importancia de permanecer alerta aunque parezca que el pico álgido ha quedado atrás, prepararse para futuros casos esporádicos y futuros casos importados. China ahora brinda asistencia a otros países afectados. La semana pasada, un avión chino que transportaba profesionales médicos y unas 30 toneladas de suministros médicos aterrizó en Italia.

“Cada nación tiene su propia situación COVID-19. No estamos diciendo que este sea el ejemplo de China y debe seguirlo, respetamos totalmente que tome sus propias acciones, pero todos debemos tomarlo en serio, tomar las acciones necesarias, cambiar su comportamiento y ser responsables”, dijo Wu en la rueda de prensa.

Fuente | Bloomberg

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.