Salud

El tipo de alarma que debes usar para despertarte sin malestar por la mañana

El tipo de alarma que debes usar para despertarte sin malestar por la mañana

La clase de alarma que programas en tu smartphone para ponerte en pie por las mañanas tendría vínculo con el bienestar, el estado de alerta y la energía con la que te levantas.

Si eres de esas personas que pospone la alarma eternamente y nunca puede salir a la primera de cama, un curioso estudio llevado a cabo en Australia podría aportarte respuestas. Según su reciente investigación, el malestar matutino guarda relación con el tipo de alarma que está utilizando. Así, utilizar un tono más duro o discordante para despertarte puede funcionar en tu contra, mientras que una alarma más melódica puede ayudar a sentirte más alerta.

El estudio, que fue publicado en la revista PLoS One, involucró a 50 personas, cada una de las cuales tenía que completar de forma anónima un cuestionario en sus hogares. Se preguntó a los encuestados sobre el tipo de sonido con el que preferían despertarse, cómo se sentían con respecto a ese sonido y el estado que percibían tras despertarse; atontados o alerta.

El autor principal, Stuart McFarlane, investigador doctoral en la Universidad RMIT, reveló que aquellos sonidos más melódicos estaban vinculados con personas que sentían más facilidad para despertarse y permanecer alerta. Para ello, los tonos debían tener la presencia de al menos dos notas y cumplir con un determinado tiempo y secuencia. Una melodía se percibe como una “entidad articulada o frase musical”, explicó el responsable, poniendo como ejemplo la canción Borderline de Madonna.

Por el contrario, las alarmas tradicionales, que repiten una sola nota, incrementan la ansiedad y promueven la confusión. Por su parte, las melódicas contribuyen a enfocar la atención de nuestro cerebro y estimulan la concentración. “Si podemos contrarrestar los síntomas de la inercia del sueño en cualquier medida a través de los sonidos de alarma que utilizamos, sería un gran beneficio para muchos”, atestigua McFarlane.

La inercia del sueño es el aturdimiento que tendemos a sentir al despertar y que puede afectar temporalmente a la capacidad de pensar, recordar y reaccionar. Aunque lo habitual es que no se extienda más de media hora, en ocasiones puede prolongarse hasta dos o cuatro horas después de que suene el despertador. La investigación en torno a este fenómeno afecta a profesiones como servicios de emergencia, polotos de avión o astronautas de la NASA, que deben rendir adecuadamente tras despertarse. No obstante, se puede aplicar a las personas de a pie para mejorar su bienestar y también su rendimiento matutino.

Por qué dormir con nórdico de plumas puede ser peligroso

La presente investigación puede propiciar que se realicen otras que ahonden en el diseño de mejores alarmas y pautas de mejores prácticas destinadas a reducir la inercia del sueño. Es necesario realizar experimentos con muestras más grandes, más controles médicos e información sobre los trastornos del sueño de las personas implicadas.

Dormir lo suficiente es la mejor medicina para despertar descansado, así como mantener un horario de sueño y vigilia conectado con el ritmo circadiano, abolir el consumo nocturno de alcohol, que empobre el sueño y lo fragmenta, dificulta la llegada la fase REM y merma la calidad del descanso, y ser más activo durante el día, exponiéndose a la luz solar y realizando ejercicio de forma regular.

Fuente | Healthline

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.