Salud

El sol es el mejor antidepresivo natural para producir serotonina

El sol es el mejor antidepresivo natural para producir serotonina

Una investigación llevada a cabo en Australia para medir los niveles de serotonina en respuesta a diversos grados de luz brillante ha demostrado que el sol se trata del mejor antidepresivo natural.

La serotonina se trata de la hormona de la felicidad, cuya carencia está implicada en problemas de salud mental como la depresión. Una investigación realizada en Australia por el doctor Gavin Lambert y su equipo midió muestras de sangre de venas yugulares internas de 101 hombres, comparando la concentración de serotonina en la sangre con las condiciones climáticas y las estaciones.

Los resultados revelaron que bajo una luz brillante la producción de serotonina se multiplicaba hasta por ocho en comparación a los días nublados y oscuros. El efecto no s acumulativo, mientras que los efectos de la luz son inmediatos y beneficiosos para aquellas personas bajo su exposición. De este modo, los niveles de esta sustancia química fueron siete veces mayores en verano que en invierno.

La carencia de vitamina D puede elevar el riesgo de depresión en un 75%

De hecho, la carencia de luz solar se trata de un factor de depresión en diversos países nórdicos, que adolecen falta de vitamina D requiriendo en muchas ocasiones suplementos vitamínicos para contrarrestar deterioro cognitivo o molestias y dolores óseos y musculares, además de un debilitamiento del sistema inmune.

La luz natural tiene efectos tan positivos para la salud como la mejora de la salud mental, al activar los neurotransmisores responsable de nuestro estado de ánimo, evitando problemas como el trastorno afectivo estacional (SAD, por sus siglas en inglés), una forma de depresión desencadenada por el cambio de las estaciones. También hay evidencias de que la exposición al sol incrementa los niveles de vitamina B, que combinada con la D mejora la digestión y el apetito, la circulación de la sangre, la calidad de sueño o el estado de la piel y de los huesos.

Además de regular los ritmos circadianos o ayudar al funcionamiento de tu sangre, numerosas estadísticas apuntan a la mejora de la productividad en el trabajo o el potenciamiento de la creatividad, razón de más para impulsar oficinas con grandes tragaluces, espacios verdes y rutinas en la naturaleza. Recuerda la importancia de caminar, acceder a la felicidad solar saliendo al parque, paseando a tu perro o leyendo al aire libre, practicando yoga en la terraza o dándote un maravilloso baño de bosque, la técnica japonesa para luchar contra el estrés.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.