No es para nada bueno dormir con lentillas dado que se pueden desarrollar infecciones oculares que podremos lamentar el resto de nuestra vida, según señala un nuevo estudio de investigación.

Quizás alguna vez hayamos llegado de la calle totalmente cansados y nos hemos metido directamente en la cama, y eso sin quitarnos las lentillas. Si lo haces una vez posiblemente no tengas problemas, pero si acaba siendo una costumbre podrías desarrollar distintas infecciones oculares.

ojo

Y es que las personas que duermen con lentillas tienen entre seis y ocho veces más riesgo de desarrollar infecciones oculares, según dicta un nuevo informe publicado por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Entre las muchas conductas que aumentan el riesgo de una infección corneal relacionada con lentes de contacto, dormir con ellas es uno de los comportamientos de más riesgo y de los más reportados por usuarios de lentillas tanto adolescentes como adultos”, se puede leer en el estudio.

A estas infecciones se las conoce como queratitis microbiana, y son causadas por bacterias u otros organismos que infectan la córnea del ojo. Otras infecciones oculares por usar lentes de contacto mientras se duerme son daños severos a la córnea, incluso infecciones con pérdida permanente de la visión que han precisado de cirugía.

Si tiras tus lentillas por el lavabo contribuyes a contaminar los mares con toneladas de plástico

Si bien son casos extremos, dormir ocasionalmente con lentes de contacto aumenta el riesgo de infección, independientemente del material y la frecuencia de uso de la lente.

Tampoco aconsejan los médicos nadar con lentillas dado que pueden facilitar la aparición de microbios en nuestros ojos, pudiendo afectar a nuestra vista a largo plazo.