En las investigaciones sobre el cambio climático hay un grupo que brilla por su ausencia: los microorganismos. La ciencia y las políticas que quieren luchar por la preservación del medio ambiente están infravalorando la importancia de este tipo de formas de vida, según una declaración conjunta de varios científicos publicada en Nature

“Aunque los microorganismos son cruciales para regular el cambio climático, rara vez son el centro de atención de los estudios sobre el cambio climático y no se tienen en cuenta en la elaboración de políticas”, denuncian los científicos.

13 datos sobre cómo el cambio climático cambiará el sabor de los alimentos

Este equipo formado por más de 30 microbiólogos de 9 países distintos hace un llamamiento a la comunidad científica internacional para que incluyan a los microorganismos en los estudios relativos al cambio climático.

“Nuestra declaración alerta a microbiólogos y otros científicos para que aborden el papel de los microorganismos en la aceleración o mitigación de los impactos del cambio climático antropogénico”, asegura el estudio.

“No apreciamos el papel que juegan los microorganismos en el mundo”, asegura David Mark Welch, coautor del artículo en Science Friday“En esencia, todo el oxígeno que podemos respirar está aquí gracias a microorganismos”, asegura el científico.

Para ilustrar la importancia de estas formas de vida en el desarrollo del cambio climático, los científicos explican su impacto en algunos de los fenómenos más importantes que está sufriendo el medio ambiente ahora mismo. 

Estos son algunos ejemplos de cómo los microorganismos están directamente relacionados con el cambio climático y por qué es necesario tenerlos en cuenta para preservar el medio ambiente.

La destrucción de los arrecifes de coral

underwater city

“La capacidad de los corales para adaptarse al cambio climático está fuertemente influenciada por las respuestas de sus microorganismos asociados”, explica el estudio.  Los cientos a miles de especies microbianas que viven de los corales llevan a cabo actividades que son cruciales para la salud del huésped.

Sin embargo, los cambios ambientales que provocan, por ejemplo, el blanqueamiento del coral, influyen en las funciones ecológicas y la estabilidad del sistema de microorganismos de coral, “lo que puede afectar a la capacidad y el ritmo de adaptación de los corales al cambio climático”, aseguran.

El metano emitido por el ganado vacuno

 

La ganadería vacuna y ovina es las responsables de casi una cuarta parte de todas las emisiones de metano en el planeta. Para entender como un animal puede emitir un gas de efecto invernadero hay que mirar en su estómago, donde las bacterias que ayudan en sus procesos digestivos llevan a cabo reacciones que producen metano.

“Podría haber maneras de alterar el metano que producen”, asegura David Mark Welch en Science Friday, que insiste en la necesidad de mejorar la comprensión que existe sobre las comunidades de microbios.