Salud

¿Qué es el síndrome del corazón en vacaciones y cómo combatirlo?

¿Qué es el síndrome del corazón en vacaciones y cómo combatirlo?

Hoy te hablamos del fenómeno conocido como el síndrome del corazón en vacaciones, una afección muy común que tiene lugar en días señalados como Navidad, Nochevieja o el período veraniego.

Las Navidades son una época del año en el que no solemos alimentarnos adecuadamente, existe más riesgo de empacho, nuestros ritmos circadianos de sueño se descontrolan, el estrés se dispara y el deporte no destaca por ser la actividad más frecuente. No en vano recientemente una investigación firmada en Suecia señalaba que las 22:00 en Nochebuena es la hora pico anual del riesgo de ataque cardíaco, especialmente para los ancianos y personas con diabetes y problemas cardíacos.

También es un momento en el que puedes padecer lo que se conoce como síndrome del corazón en vacaciones, definida por la Fundación Española del Corazón como la aceleración del ritmo cardíaco debido a la ingesta excesiva y brusca de bebidas alcohólicas. Como todo exceso, beber demasiado en Navidad acarrea consecuencias negativas para tu salud cardiovascular, incluso en individuos sanos. De hecho, generalmente se trata de una arritmia supraventricular que se da generalmente en las aurículas y suele producirse en personas sanas, jóvenes y sin historial previa de arritmias.

La primera vez que este trastorno apareció en la literatura médica se remonta a 1978, relacionando el problema del corazón en vacaciones con el consumo excesivo de alcohol en un día determinado. Se observó en primer lugar en fiestas como Navidad o Año Nuevo y ahora también se ha diagnosticado en periodos largos de vacaciones, como el verano. “Son diversos trabajos, como ‘The Holidays as a Risk Factor for Death’ realizado por la Universidad de Duke (Estados Unidos), los que han demostrado que el Día de Navidad es el que registra más muertes por fallo cardiaco de todo el año, seguido del 26 de diciembre y del 1 de enero“, según señala Miguel Ángel García-Fernández, secretario general de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y miembro de la FEC.

5 alimentos para mantener tu corazón sano

En los estudios sobre esta temática es destacable que dichos episodios de arritmia generalmente siguieron a fines de semana intensos o vacaciones, provocando ingresos hospitalarios entre domingos y martes o alrededor de los días festivos, una relación que no se observa en otras enfermedades asociadas con el alcohol. Afortunadamente, el síndrome del corazón de vacaciones tiende a ser agudo después de los episodios de consumo de alcohol. Cuando los individuos dejan de beber, tiende a remitir sin precisar otras acciones. Por tanto, si percibes un ritmo cardíaco más rápido de lo normal o agitado mientras bebes alcohol, tal vez deberías abandonar la copa de vino y pedir un vaso de agua.

La moderación es la clave, es el consejo de Nicholas Skipitaris, Director de Electrofisiología Cardíaca del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York. “Es el consejo que damos a nuestros pacientes para todo, desde alcohol hasta cafeína, suplementos de vitaminas y ejercicio”. 

Pese a que el síndrome del corazón de vacaciones está reconocido desde hace 40 años, el mecanismo o la razón por la cual el alcohol tiene este efecto en el corazón aún no se conoce bien. “Cada vez que el músculo del corazón se ve afectado, el sistema eléctrico del corazón que se construye en las células musculares del corazón también puede verse afectado”, afirmó Skipitaris.

Moderación, la llave para afrontar las Navidades

Además del consumo de alcohol, las vacaciones también pueden afectar el corazón en diferentes niveles: el estrés aumenta debido a la mayor fragilidad e inestabilidad financiera, las discusiones familiares, la compra de regalos o los horarios caóticos, mientras que la dieta se resiente debido al consumo de dulces, carnes, mariscos y salsas. La recomendación básica es intentar mejorar las digestiones, descansar bien, practicar ejercicio físico y no fumar, comer o beber en exceso, especialmente si se empiezan a sentir palpitaciones.

Existen otros casos en los que las arritmias cardíacas relacionadas con el alcohol son más peligrosas y exigen buscar atención médica inmediata, especialmente si van acompañados de otros síntomas como mareo, respiración dificultosa, dolor de pecho o pérdida de consciencia. Las complicaciones más graves pueden derivar en insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular.

Fuente | Healthline

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.