Salud

Dinamarca matará a 17 millones de visones debido a una mutación del coronavirus

visones

Dinamarca ha anunciado que acabará con la vida de hasta 17 millones de visones. El Gobierno danés ha decidido matar a todos los visones del país tras hallar una mutación del coronavirus que puede transmitirse a humanos e influir negativamente en el desarrollo de una vacuna contra la enfermedad.

Dinamarca ordena el sacrificio en masa de todos sus visones. La primera ministra del país europeo, Mette Frederiksen, declaraba ayer que existe una mutación del coronavirus en el norte de Jutlandia en animales que podría extenderse a los humanos, calificando la situación de “extremadamente grave”. El virus mutado debilita las capacidades de anticuerpos del cuerpo, lo que podría hacer que las próximas vacunas sean ineficaces.

Según la ministra, esta situación no solo podría poner en peligro la vacuna contra la COVID-19 y el virus mutado, sino propagarse a otros países. Así, el país europeo no permitirá que ninguno de estos animales siga vivo y obliga a su matanza masiva. 67 granjas de visones ya han matado a sus rebaños, en colaboración con la policía, las Fuerzas Armadas, la Agencia Danesa de Gestión de Emergencias y la Guardia Nacional.

Plástico, hongos, piña, cactus… ¿de qué está hecho el cuero vegano?

El propósito es contener la nueva cepa del coronavirus que ha sido detectada en esta clase de granjas: el Serum Institute estima que el 5% de las infecciones virales entre las personas en el norte de Jutlandia son del nuevo tipo de mutación del virus, lo que se aplica a Jammerbugt, Hjørring, Brønderslev, Vesthimmerland, Thisted, Frederikshavn y Læsø Municipality, entre otros.

Dinamarca es el mayor productor mundial de piel de visón. Los 17 millones de visones en Dinamarca se distribuyen en 207 granjas, que también comprenden 1.137 rebaños de visones. No ha sido la única matanza en masa de estos animales: el pasado mes de julio Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón ordenaba el sacrificio de los 92.700 visones de una explotación de La Puebla de Valverde (Teruel), cuyo titular es Secapiel S.L. al dar algunos ejemplares positivo en la prueba de Covid-19.

A raíz de la noticia han sido muchos los colectivos y personas que han expresado en redes su repulsa ante las matanzas de estos animales, y ante la propia industria peletera de visón, recordando el vínculo que existe entre la ganadería industrial y  la destrucción de la biodiversidad con la aparición de esta y otras futuras pandemias.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.