Salud

5 cosas que pasan en tu cuerpo si comes demasiados alimentos fritos

5 cosas que pasan en tu cuerpo si comes demasiados alimentos fritos

No se trata de que no te des el gusto un día, pero tomar alimentos fritos a diario es fatal para tu organismo. Estas son algunas de las repercusiones a medio y largo plazo en tu salud.

Si tiras de fritos cada vez que no tienes ganas de cocinar -y encima, recurres a ultraprocesados-, tu cuerpo no te lo va a agradecer en absoluto. Recientes investigaciones sobre los alimentos fritos y los riesgos para la salud del corazón arrojan diversos efectos secundarios de comer esta clase de alimentos con mucha frecuencia. 

7 señales silenciosas de que estás comiendo demasiada proteína

A continuación destacamos los peligros de pasarte con los fritos, una costumbre alimentaria que puede pagarse cara en forma de ataques al corazón, mayor riesgo de enfermeddes cardiovasculares, obesidad y ganancia excesiva de peso o desarrollo de problemas metabólicos y hormonales como la diabetes tipo 2.

5 efectos secundarios de comer demasiados fritos

  • Aumentas el riesgo de sufrir un ataque cardíaco: Un estudio publicado en la revista Heart vincula la ingesta de fritos con un mayor riesgo de eventos cardiovasculares importantes, incluidos ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Los investigadores combinaron datos de 17 estudios diferentes, que involucraron a más de 560.000 participantes y más de 36.700 eventos cardiovasculares importantes para evaluar el riesgo de enfermedad cardiovascular. El grupo que consumió más fritos tuvo un 28% más de riesgo de sufrir un ataque de esta índole, como un infarto. 
  • Más papeletas para tener una enfermedad cardiovascular: Aquellos participantes que comieron la mayor cantidad de alimentos fritos demostraron un 22% más de riesgo de enfermedad coronaria. Una de las causas de este problema es que los aceites en los que se fríen los alimentos pueden contener grasas trans, que se ha demostrado que aumentan el LDL, más conocido como colesterol malo, acumulado en las paredes de las arterias.
  • Probabilidades más altas de insuficiencia cardíaca: La tercera gran conclusión de la investigación publicada en la revista Heart fue que los participantes que consumieron más alimentos fritos tenían un 37% más de riesgo de insuficiencia cardíaca en comparación con el grupo que comió la menor cantidad. Se trata de una afección crónica y progresiva en la que el músculo cardíaco no puede bombear tanta sangre como debería, según la American Heart Association. Además, con cada 114 gramos adicionales de alimentos fritos consumidos por semana, el riesgo se incrementa en un 12% adicional.
  • Aumento de peso y de la grasa corporal: En una medida razonable no es peligroso por si solo, pero un gran aumento de peso puede derivar con el tiempo en obesida. Además, son varios los estudios que señalan que las enfermedades crónicas pueden atribuirse a un aumento del IMC.
  • Posible desarollo de diabetes tipo 2: Otra investigación de 2014 publicada en The American Journal of Clinical Nutrition halló que comer fritos regularmente guarda estrecha relación con el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Los investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard encontraron resultados similares después de examinar datos de más de 100.000 hombres y mujeres a lo largo de 25 año. Las personas que los consumían entre cuatro y seis veces por semana tenían un 39% más de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, en comparación con los que lo comían menos de una vez a la semana. Y cuando la cantidad ascendía a más de siete veces por semana el riesgo llegaba al 55%.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.