Salud

5 pasos importantes para dormir bien boca arriba

Cómo entrenarte en 5 pasos para dormir mejor, según la ciencia

Si quieres dormir bien boca arriba y colocar tus músculos adecuadamente, presta atención a los siguientes cinco sencillos consejos proporcionados por los expertos en materia de higiene del sueño.

¿Dormir boca arriba es realmente la posición más adecuada para dormir? Aunque la posición más recomendada es decúbito lateral sobre el lado izquierdo del cuerpo, depende bastante de tu cuerpo. No se aconseja que duerman boca arriba mujeres embarazadas -puesto que recostarse sobre su espalda podría causar más presión y molestias en el abdomen- o personas que padezcan apnea del sueño.

¿Tener sexo te ayuda a dormir mejor (y viceversa)?

Repasando los beneficios de dormir boca arriba, esta posición mantiene tu columna vertebral alineada, reduce los dolores de cabeza por tensión, ayuda a mejorar las condiciones crónicas reduciendo la presión y la compresión, alivia el dolor en los senos y es buena para la piel. Si quieres mejorar tu posición a nivel muscular para dormir boca arriba, no te pierdas las siguientes claves.

5 pasos para dormir bien boca arriba

  • Apuesta por el colchón adecuado: Especialmente, se recomienda no dormir en un colchón demasiado blando, ya que la espalda y los músculos de las piernas se tensan durante la noche para mantenerte “a flote” en la cama. Una superficie más comprimida y un colchón de calidad te ayudarán a mejorar tu descanso. No escatimes en este apartado: más que un gasto, es una inversión.
  • Invierte en el soporte adecuado para tu cuello: Una buena almohada no debería elevar demasiado tu cabeza ni cargar tus cervicales. Especialmente si padeces migrañas o dolores de cabeza puedes emplear almohadas ergonómicas o incluso una toalla enrollada.  
  • Almohada bajo las rodillas o en la parte baja de la espalda: Este truco ayudará aún más a aliviar el dolor en su columna vertebral y puede evitar que su cuerpo se vuelque en los esfuerzos para reducir la presión. La almohada ideal es la que te permite apoyar las curvas naturales de tu cuerpo.
  • Almohadas de soporte especiales: Según tus problemas muscualres existen almohadas multiposición, específicas para las lmumbares o cilíndricas de media luna que puedes emplear.
  • Extiende y libera los brazos y piernas: Dormir sobre tu espalda no significa que tengas que mantener los brazos a los costados para siempre y las piernas rectas para siempre. De hecho, mantener los músculos rígidos toda la noche es probablemente contrario a la intuición. Pon las palmas de las manos hacia arriba, con los brazos relajados, apoya la mayor superficie de espalda posible, dirige la barbilla hacia el pecho y deja que tus pies caigan hasta los lados.

Fuente | Healthline

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.