Salud

Cómo cumplir con los propósitos de Año Nuevo, según la ciencia

Cómo cumplir con los propósitos de Año Nuevo, según la ciencia

Para poder cumplir de una vez por todas alguno de tus propósitos de Año Nuevo para 2019 deberías echar un vistazo a los consejos que la ciencia, a través de diversos análisis, tiene para ti.

Son millones las personas que en cada recta final de año empuñan el bolígrafo sobre el papel para plasmar cuáles son sus propósitos para el Año Nuevo. Aunque estos objetivos pueden ser de lo más variopinto, existen varias variables que coinciden en muchos de los casos: aprender algo nuevo –como un idioma o un instrumento musical-, abandonar hábitos nocivos como el tabaco, adelgazar, dejar de comer carne, alimentarse mejor, ahorrar dinero, saldar deudas, impulsar un proyecto creativo como la escritura de una novela, viajar a lugares nuevos o empezar a hacer deporte, ya sea yoga, running, natación o fitness.

Apps para cumplir con los propósitos de Año Nuevo

Una investigación científica revela que las personas renuncian a sus propósitos de año nuevo debido a la carencia de autocontrol, el exceso de estrés y las emociones negativas: mientras que el 79% solamente mantuvieron sus promesas durante una semana, únicamente el 19% llegó a los dos años. Entre las estrategias más efectivas para lograr los objetivos deseados destacaron el refuerzo positivo, la fuerza de voluntad y el control de los estímulos.

En 2012, otro estudio reveló que más de la mitad de la población estadounidense se planteó algún tipo de propósito de Año Nuevo, siendo las estadísticas muy parecidas en el resto del planeta. Los resultados no son nada halagüeños si tenemos en cuenta que un par de meses más tarde, un escaso 10% había conseguido sus planes. 

Otra investigación realizada por la empresa de administración de tiempo FranklinCovey también apunta a que nuestros sueños de Año Nuevo no suelen sobrevivir mucho más allá de febrero. Tras encuestar a más de 15.000 clientes acerca de las resoluciones planteadas para poner en práctica a partir de enero se encontró con que la mayoría deseaban salir de las deudas y ahorrar más, perder peso y hacer ejercicio, así como organizarse mejor y pasar más tiempo con la familia.

Casi el 40 por ciento de los encuestados atribuyeron la ruptura de sus resoluciones a tener muchas otras cosas que hacer, mientras que el 33% afirmó que simplemente no están comprometidos con las resoluciones que establecieron. Pero los expertos afirman que el verdadero problema es que las personas formulan sus propósitos de forma incorrecta, reflejando un deseo general, en lugar de un objetivo específico.

Consejos para cumplir los propósitos de Año Nuevo, según la ciencia

  • Fuerza de voluntad y autocontrol: Según la ciencia, esta se origina en la corteza prefrontal del cerebro, tal y como revela una investigación de 2009, publicada en Science. Desde un punto de vista neurológico, el autocontrol comporta resistirte a la tentación, mientras que usando la lógica y la parte racional por encima de los impulsos primitivos -como darte un atracón, fumar o quedarte durmiendo- lograrás fortalecer tu fuerza de voluntad trabajando el sentido de recompensa, que te proporciona endorfinas a nivel hormonal.
  • Sé concreto: los estudios científicos hasta la fechaLo mejor es que te plantees pocos objetivos y concretos, como subrayan por unanimidad. Puedes optar por dividir a su vez cada propósito de Año Nuevo en sub-tareas más numerosas y más específicas que te ayuden a lograr tus objetivos. En lo tocante a la especificidad del propósito, un metaestudio acerca de las dietas -que aglutina los resultados de otros 144- hace hincapié en la importancia que tiene pasar de lo global -por ejemplo ahorrar o adelgazar- a lo concreto -especificando la cifra de dinero en euros o los kilos que quieres perder-.
  • Piensa al revés: Una investigación científica de la Asociación de Ciencias Psicológicas subraya que si piensas hacia atrás comenzando desde tu objetivo final y visualizando el final de la meta tendrás más probabilidades de éxito. De esta manera, observarás todo con menos estrés y más precisión y cercanía, transformando tu propósito en una meta alcanzable y eso te motiva a continuar hasta lograrla.
  • Medita y relájate: Dormir bien y no padecer estrés son dos claves fundamentales para poder reforzar la fuerza de voluntad y el autocontrol. Tanto el cansancio como el estrés propician que decaiga la actividad en la corteza prefrontal y orbitrofrontal, y por lo tanto, la atención y concentración precisas para cumplir cualquier meta.

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.