Salud

Por qué deberías comer pescado en los primeros meses de embarazo

Por qué deberías comer pescado en los primeros meses de embarazo

Apostar por una dieta rica en pescado en el período inicial del embarazo podría tener importantes beneficios para la futura capacidad de atención de los niños, según un reciente estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona.

El consumo de pescado es especialmente recomendable durante los primeros meses de embarazo, tal y como concluyen de una investigación realizada por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Caixa. El estudio ha correlacionado la ingesta de este aliemento con una mejor capacidad de atención futura de los niños y las niñas a los ocho años.

El estudio ha analizado a 1.641 parejas de madres e hijos pertenecientes al Proyecto INMA (Infancia y Medio Ambiente), una red de investigación española que estudia las consecuencias de los contaminantes durante el embarazo y sus efectos en la infancia. Durante el período completo del embarazo, estas mujeres completaron diversos cuestionarios sobre la frecuencia con la que consumían más de un centenar de alimentos como el pescado.

Se recogió a su vez información sobre la alimentación de los infantes con un cuestionario idéntico a las edades de uno, cinco y ocho años. En el último control completaron a ordenador una prueba neuropsicológica (Attentional Network Task) para medir el estado de su función de atención, analizando los resultados en torno a las omisiones, o fallos que el examinado pasa por alto en relación al estímulo clave, y la rapidez en la respuesta ante los estímulos.

Impossible Foods quiere crear pescado artificial basado en plantas

“Con el consumo de pescado durante el primer trimestre de embarazo se observa un efecto sobre la capacidad de atención de los niños mayor que con la ingesta durante el embarazo tardío o la ingesta por parte de los niños a los cinco años, cuando algunos de los procesos de neurodesarrollo ya han finalizado,” comenta Jordi Júlvez, primer autor del artículo. Son fundamentales nutrientes involucrados en el desarrollo neurológico y presentes en el pescado como los ácidos grasos poliinsaturados (PUFAs, por sus siglas en inglés).

Los nutrientes habituales en muchos pescados azules y blancos son ingeridos por la madre y contribuyen a definir y estructurar el cerebro del feto, ejerciendo grandes beneficios sobre su desarrollo neuropsicológico. “Nos centramos en la función de atención porque los trastornos de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) son patologías comunes durante la edad escolar”, aporta a la Agencia SINC Jordi Sunyer, director del programa de Infancia y medio ambiente de ISGlobal.

Los resultados más positivos fueron el aporte de dietas ricas en ambos tipos de pescado o solo en uno de ellos. Si el aporte procedía de atún en lata o de crustáceos y moluscos, las ventajas eran inferiores. Aunque los resultados son fantásticos, estos expertos insisten en ampliar las investigaciones para conocer a fondo los nutrientes esenciales en la dieta materna que inciden sobre los niños. Por ejemplo, otros estudios vincularon el consumo de pescado durante el embarazo con la obesidad infantil y el incremento de la presión arterial.

Los resultados han sido publicados en la revista International Journal of Epidemiology.

Fuente | Agencia SINC

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.