Salud

La ‘cirugía molecular’ del futuro operará cartílagos con electricidad (y sin bisturí)

cirugía molecular

Un nuevo tipo de procedimiento médico podría ayudar a reemplazar algunos tipos de cirugías dolorosas e invasivas, sustituyendo las incisiones quirúrgicas por corriente eléctrica y moldes impresos en 3D.

Los avances en el terreno de la medicina se suceden, vertiginosos y revolucionarios, en este siglo XXI. Ahora, un nuevo estudio sienta la base para la cirugía molecular, una forma de suavizar y dar forma al cartílago sin hacer una sola incisión, algo que podría acortar significativamente el tiempo de recuperación de los procedimientos médicos y hacer que todo el proceso sea menos doloroso.

La investigación, descrita en un comunicado de prensa de la American Chemical Society (ACS), se presentó el martes en la reunión nacional de primavera de 2019 de la ACS. La investigación describe cómo el cartílago, el material que da forma a partes del cuerpo como la nariz o la oreja, puede hacerse más maleable después de ser sometido a una corriente eléctrica.  

5 tecnologías punteras que están revolucionando la asistencia médica

Según el comunicado de prensa, los científicos llegaron al nuevo procedimiento quirúrgico sin bisturí casi por accidente. Anteriormente, un científico del equipo calentaba el cartílago con láseres infrarrojos. Pero eso era demasiado caro y con frecuencia mataba el tejido que se calentaba, así que probaron la electricidad en su lugar. La carga eléctrica funcionó, desequilibrando los iones que endurecen el cartílago, aflojándolo y permitiendo volver a otorgarle forma. Así, esta cirugía molecular  usa agujas pequeñas, corriente eléctrica y moldes impresos en 3D para remodelar rápidamente el tejido vivo sin incisiones, cicatrices o tiempo de recuperación.

Este método potencial podría emplearse no solo para el ámbito de la cirugías estética, sino también para restaurar la función de las articulaciones inmóviles o para reparar los tabiques desviados de las personas. En el futuro, la técnica podría aplicarse a más campos como el ocular, sirviendo para reparar córneas dañadas y corregir la vista.

La 'cirugía molecular' del futuro operará nuestros con electricidad (y sin bisturí)

Imagen: American Chemical Society (ACS)

Por el momento conviene ser cautos y esperar al avance de las investigaciones, ya que el equipo únicamente ha probado su “técnica eléctrica” en un conejo. Los investigadores están explorando opciones de licencias para aplicar esta novedosa técnica de reparación y corrección de cartílago con compañías de dispositivos médicos.

También están investigando aplicaciones en otros tipos de tejido de colágeno, como tendones y córneas. Se deben superar muchos obstáculos antes de que este método pueda usarse para corregir la visión de una persona, pero los experimentos preliminares con animales han tenido resultados prometedores. En un estudio, los investigadores utilizaron una impresora 3D para hacer una lente de contacto que tras la aplicación de corriente les permitió ablandar temporalmente la córnea y cambiar su curvatura.

Fuente | Phys.org

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.