Salud

Científicos descubren cómo afecta realmente el azúcar a nuestro estado de ánimo

Así afecta realmente el azúcar a nuestro estado de ánimo, según la ciencia

Somos conscientes de que el consumo excesivo de azúcar aumenta el riesgo de diabetes, obesidad, hígado graso, insuficiencia renal, cáncer o hipertensión, pero ¿qué hay de cómo afecta a nuestro estado de ánimo?

Son muchas las investigaciones en torno al azúcar y el daño que ocasiona en nuestro organismo su consumo diario excesivo. Ahora, investigadores de Alemania y el Reino Unido han analizado 31 estudios sobre el consumo de carbohidratos y las respuestas fisiológicas para determinar si los azúcares simples realmente elevan nuestro estado de ánimo y nos hacen sentir con energía.

Al contrario de lo que se creía hasta el momento, en realidad el azúcar nos hace sentir más cansados y menos alerta. También hay evidencia de que normalmente recurrimos al azúcar cuando nos sentimos deprimidos, ansiosos, traumatizados y estresados, a menudo en detrimento de nuestra salud mental a largo plazo. Solamente en Estados Unidos, un ciudadano medio triplica la cantidad diaria recomendada por la OMS, mientras que en el último medio siglo el consumo de bebidas azucaradas se ha multiplicado el doble. 

Por qué las bebidas azucaradas son un auténtico peligro para tus riñones

“La idea de que el azúcar puede mejorar el estado de ánimo ha sido ampliamente influyente en la cultura popular, tanto que las personas de todo el mundo consumen bebidas azucaradas para estar más alertas o para combatir la fatiga”, dice el psicólogo Konstantinos Mantantzis de la Universidad Humboldt de Berlín.

Muchos estudios pasados mostraban una mejora inmediata en el estado de alerta, la excitación y el mareo después de la ingestión de azúcar tras un ayuno prolongado, pero otros revelan exactamente todo lo contrario. El equipo actual revisó la literatura clínica existente empleando un enfoque sistematizado que tomó en cuenta las variaciones en el azúcar, los tiempos de ayuno y las dosis.

Los 31 estudios que fueron aptos para el uso proporcionaron datos sobre poco menos de 1.260 participantes adultos sanos -en personas con otros trastornos el resultado podría ser diferente-. Revisando sus detalles, los investigadores podrían llegar a una sola conclusión: el azúcar no mejora el estado de ánimo y en todo caso, te hará sentir peor. Tu cuerpo está más letárgico y menos despierto que antes que consumirlo, pese a que el desencadenante neurológico sea obtener placer.

Esperamos que nuestros hallazgos ayuden a disipar el mito de la ‘fiebre del azúcar’ e informen a las políticas de salud pública para disminuir el consumo de azúcar”, dice la psicóloga Elizabeth Maylor de la Universidad de Warwick en el Reino Unido. La investigación fue publicada en la revista Neuroscience & Biobehavioral Reviews.

Fuente | Science Alert

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.