Salud

Récord térmico en las islas árticas donde está la bóveda de semillas del fin del mundo

La Bóveda de Semillas del Fin del Mundo peligra por el cambio climático

Este pasado sábado el archipiélago ártico de Noruega, Svalbard, registró su temperatura más alta, tal y como informó el instituto meteorológico del país. En esta región se encuentra la bóveda de semillas del fin del mundo.

El cambio climático es especialmente preocupante en el Ártico, tal y como indican diversos estudios recientes: el permafrost se derrite un 240% más rápido que hace 40 años, las olas de calor golpean Siberia y rompen récords en el mercurio, los incendios arrasan grandes áreas y muchas especies como los osos polares están siendo amenazadas. Son varias las investigaciones que subrayan que el calentamiento global en el Ártico está ocurriendo dos veces más rápido que en el resto del planeta.

El pasado fin de semana y durante dos días consecutivos, el archipiélago noruego de Svalbard registró 21.2 grados Celsius (70.2 Fahrenheit) por la tarde, ligeramente por debajo de los 21.3 grados Celsius registrados en 1979, dijo a la AFP el meteorólogo Kristen Gislefoss. Alrededor de las 6:00 pm hora local, los termómetros llegaban a los 21.7 grados Celsius, estableciendo un nuevo récord histórico.

El grupo de islas, dominado por Spitzbergen, la única isla habitada en el archipiélago del norte de Noruega, se encuentra a 1,000 kilómetros del Polo Norte. La ola de calor tiene un carácter inédito, ya que el territorio insular suele tener por estas fechas temperaturas que oscilan entre los 5 y los 8 grados. 

Los animales del Ártico pueden reducir la descongelación del permafrost

La región ha experimentado temperaturas de cinco grados centígrados por encima de lo normal desde enero, alcanzando un máximo de 38 grados centígrados en Siberia a mediados de julio, justo más allá del Círculo Polar Ártico.

Según el informe reciente titulado “El clima de Svalbard en 2100”, las temperaturas promedio para el archipiélago entre 2070 y 2100 aumentarán entre 7 y 10 grados centígrados, debido a los niveles de emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, no hace falta situarse en el final de siglo pues existen varios cambios perceptibles en la actualidad: de 1971 a 2017 se han observado entre tres y cinco grados centígrados de calentamiento, con los mayores aumentos en el invierno.

Svalbard es un lugar conocido por su población de osos polares, alberga una mina de carbón y también la bóveda de semillas del fin del mundo, donde desde 2008 se albergan muestras agrícolas de toda la geografía mundial a las que acudir en caso de catástrofe global. En concreto, contiene más de 983.500 muestras de semillas. La bóveda requirió 20 millones de euros de trabajo para paliar las consecuencias de la infiltración de agua debido al descongelamiento del permafrost en 2017.

Un nuevo informe del Centro Noruego de Servicios Climáticos publicado el año avisa de que el aumento de las temperaturas del Ártico está poniendo en peligro el depósito de semillas y la zona circundante.  Inger Hanssen-Bauer, editora del estudio explicó que el clima en Longyearbyen, ciudad donde está la bóveda, probablemente se está calentando más rápido que en cualquier otra ciudad de la Tierra. Además del deshielo y el incremento térmico preocupa la previsión de subida de las precipitaciones -podrían aumentar entre un 45% y un 65%-, implicando más derretimiento, avalanchas e inundaciones

Fuente | Science Alert

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.