Salud

La agricultura ecológica a pequeña escala, la única vía para paliar el hambre según la ONU

La agricultura ecológica a pequeña escala, única forma de erradicar el hambre en el mundo según la ONU

Para solucionar el grave problema de los 800 millones de personas que padecen hambre en el mundo, la ONU tiene clara cuál es la fórmula: la agricultura ecológica a pequeña escala y la recuperación de métodos de cultivo tradicionales.

La alimentación del futuro estará marcada por innovaciones tecnológicas: desde el uso del Internet de las Cosas para reducir el desperdicio de alimentos a la proliferación de granjas verticales automatizadas, la extensión de la acuaponía, el desarrollo de carne in vitro creada en laboratorio gracias a la energía de tejidos o el uso del Big Data para mejorar los cultivos agrícolas.

Sin embargo, la fórmula para paliar el hambre y revertir la desnutrición mundial -un problema gigantesco de salud global que afecta a más de 800 millones de personas- reside en la agricultura ecológica, según detalla la ONU en su informe “Despertar antes de que sea demasiado tarde”, documento que subraya la urgencia de un cambio en el paradigma y la transición desde una agricultura industrial a un modelo amparado en el desarrollo rural y el protagonismo de la agricultura ecológica y local.

Mercedes Vila (Biotech Foods): “La carne ética mejorará el bienestar humano y medioambiental”

Dada la confusión entre las definiciones de alimentos ecológicos, biológicos, orgánicos y sostenibles, cabe recordar que los productos ecológicos son aquellos que desarrollan todas sus etapas de crecimiento y producción respetando los ciclos de naturaleza y sin intervención artificial. Así pues, su cultivo y procesamiento se realiza sin ingeniería genética, abonos, pesticidas o conservantes genéticos. Se utilizan fertilizantes naturales aprovechando las condiciones naturales, y en el caso del ganado, no se emplean hormonas ni antibióticos, abogando por la modalidad de ganadería extensiva, respetuosa con la biodiversidad.

El informe de la ONU fue avalado en su publicación en 2013 por la FAO y más de 60 expertos independientes que recuerdan la importancia de la agricultura ecológica y local para promover la soberanía alimentaria, mitigar el cambio climático e impulsar la igualdad de acceso a los recursos. Mientras, las multinacionales desoyen las recomendaciones, emiten cantidades de CO2 insostenibles a largo plazo para la salud humana -no en vano se afirma que podríamos extinguirnos muy pronto-, los transgénicos siguen ganando terreno y los pequeños agricultores sufren cada vez más problemas a nivel de precio, competencia y protección.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.