Salud

¿Aceite de oliva virgen o virgen extra? Tipos de aceite y sus diferencias

¿Aceite de oliva virgen o virgen extra? Tipos de aceite y sus diferencias

No todos los tipos de aceite de oliva son iguales: te explicamos las principales diferencias existentes entre sus tipos y qué clasificaciones existen en la actualidad.

Sabemos que el aceite de oliva es un producto básico de la dieta mediterránea, ofreciendo grandes beneficios para nuestra salud como la reducción del colesterol y las enfermedades cardiovasculares, las buenas digestiones, el aceleramiento del metabolismo y el refuerzo para los huesos. También tiene propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas y prolonga la esperanza de vida.

¿Cuál es la cantidad ideal de aceite de oliva que deberías tomar al día?

Dado que existen dudas frecuentes entre los consumidores, destacaremos cuáles son las principales diferencias entre los aceites de oliva, y cuál es la diferencia entre virgen y virgen extra. Los aceites vírgenes son los más naturales, se elaboran en molinos de aceite o almazaras, están exprimidos mediante procesos metálicos y no contienen ningún elemento químico. Dentro de ellos existen tres subtipos.

3 tipos de aceite de oliva virgen

  • Aceite de oliva virgen extra: De todos es el que destaca por tener mayor calidad. Tiene una acidez inferior a 0,8º y un sabor y olor irreprochables.
  • Aceite de oliva virgen: De menor calidad que el anterior, puede tener hasta 2 grados de acidez y leves defectos de olor y sabor.
  • Aceite de oliva virgen lampante. Tiene una acidez mayor de 2 grados y un sabor y olor desagradables. Mientras que las dos anteriores variedades se venden al consumidor final, esta tipología no es apta para el consumo y hay es preciso refinrarlo. 
  • Aceite de orujo de oliva crudos: El residuo que queda en las almazaras tras extraer los aceites de oliva vírgenes es el alperujo, que se extrae con disolventes en las orujeras. Recibe el nombre de aceite de orujo de oliva crudo. No es comercializable y siempre hay que refinarlo.

Las dos últimas variedades citadas son aquellas que deben refinarse debido a lo desagradable de su sabor y oor. Tras pasar por la refinería existen estos subtipos obtenidos:

  • Aceite de oliva refinado: Procede de la refinación del aceite de oliva virgen lampante. Es incoloro, inodoro e insípido. No se puede vender al consumidor final.
  • Aceite de orujo de oliva refinado. Procede de la refinación del aceite de orujo de oliva crudo, y también se trata de un tipo de aceite de oliva incoloro, inodoro e insípido. Como el anterior, también es comercializable al consumidor final.

De la mezcla de los anteriores se obtiene el aceite de oliva normal, el más consumido de España: es una combinación de aceites de oliva refinado y aceites de oliva vírgenes o vírgenes extra. La proporción oscila entre un 10 y un 15% de virgen, y el resto es refinado, aunque este dato no suele aparecer en las etiquetas. Otra variedad es el aceite de orujo de oliva, que mezcla el aceite de orujo refinado con un porcentaje de aceites de oliva vírgenes o vírgenes extra.

En resumen existen ocho tipos de aceite de oliva, de los que solamente la mitad se pueden vender al consumidor particular.

  • Aceite de oliva virgen extra (oliva virgen)
  • Aceite de oliva virgen (oliva virgen)
  • Aceite de oliva (mezcla de oliva refinado y oliva virgen)
  • Aceite de orujo de oliva (mezcla de orujo refinado y oliva virgen)

Fuente | Aceite de las Valdesas

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.