Salud

7 señales de que estás bebiendo demasiado café

7 señales de que estás bebiendo demasiado café

Georges Courteline dijo que “se cambia más fácilmente de religión que de café” y Giuseppe Verdi lo calificó de bálsamo para el corazón y el espíritu. Pero, ¿cómo te avisa tu cuerpo de que estás tomando demasiado?

El café es una sustancia milenaria y presente en la vida de miles de millones de personas cada día que además, tiene reconocidos beneficios para la salud: protege el hígado, reduce el riesgo de enfermedades cardiacas y diabetes tipo 2, así como algunos tipos de cáncer, protege contra el Alzheimer y combate la depresión, entre otras ventajas avaladas por la ciencia.

Dónde desayunar cerca de aquí: las mejores apps y webs para encontrar cafeterías

Sin embargo no todas las dosis son idóneas, cabe recordar que la cafeína es la droga psicoactiva más consumida del mundo. La cantidad idónea de café que deberías consumir a diario es entre 4 y 5 tazas de espresso, según concluye esta investigación llevada a cabo en Alemania. Otro análisis de más de 200 estudios de todo el mundo confirma que beber tres tazas al día puede ser positivo para la salud, salvo en mujeres embarazadas o aquellos con mayor tendencia a sufrir roturas.

Si te pasas con su consumo, tu organismo te avisará con varias señales. Estos son los signos de que estás tomando demasiado café.

7 síntomas de que estás tomando demasiada cantidad de café

  • Tienes ansiedad: El Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos recomienda que las personas que sufren de ansiedad eviten la cafeína, ya que esta puede empeorar los síntomas de la misma al disparar la respuesta de huida o privarte de sueño. En un estudio de 1990 publicado en Psychosomatic Medicine, 25 hombres recibieron una dosis moderada de cafeína o un placebo antes de una tarea estresante. Los hombres, que eran todos bebedores regulares de café, tenían presión arterial más alta, hormonas del estrés y casi el doble del nivel de estrés informado con la cafeína en comparación con el placebo. En situaciones de ansiedad, opta por una infusión relajante.
  • Te duele el estómago: Los dolores de estómago pueden producirse por causas muy variadas como alimentos en mal estado, calambres del síndrome premenstrual o consumo de alcohol. No obstante, el café también puede ser culpable. En 2017, científicos europeos descubrieron que ciertos compuestos en el café estimulan la secreción de ácido del estómago por las células del estómago.
  • Corazón acelerado: La sensación de que su corazón late demasiado rápido puede ser aterradora. Dichas palpitaciones pueden ser causadas por el consumo de demasiado café y cafeína, nicotina e incluso alcohol. En algunos casos, un corazón acelerado puede provocar mareos e incluso desmayos. Según un estudio de 2017 que vio la luz en la revista Frontiers in Psychiatry, el 94% de los médicos recomiendan que los pacientes que experimentan latidos cardíacos agitados abandonen el consumo de cafeína.
  • Diarrea: El café tiene propiedades laxantes que pueden contribuir a la regularidad intestinal, pero solo si no te pasas bebiendo tazas. De lo contrario, y según la Fundación Internacional para los Trastornos Gastrointestinales, podrías padecer diarrea. Si persiste aunque tomes poco café, el organismo recomienda la retirada gradual de la cafeína.
  • Dificultad para conciliar el sueño: Esta sabrosa bebida aún puede causar estragos en tu ciclo de sueño. La vida media del café en tu cuerpo es de cinco horas, según la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño. Eso significa que el estimulante puede tardar varias horas más en abandonar tu organismo, incrementando las ocasiones en las que te despiertas de noche y disminuyendo el tiempo total de sueño. Si padeces este problema, no bebas café después de mediodía.
  • Nerviosismo excesivo: El café te hace sentir más alerta y potencia tu concentración, pero cuando te pasas de la raya con la dosis, la cafeína acelera en exceso el sistema nervioso central y te hace sentir nervioso.
  • Dolor de cabeza: Según un estudio publicado en The Journal of Headache and Pain, una cantidad moderada de cafeína ayuda a aliviar el dolor de cabeza al ayudar a que los medicamentos analgésicos funcionen mejor -ese es el motivo por el que la cafeína aparece como ingrediente en muchos medicamentos-. Sin embargo, si bebes demasiado café durante un tiempo prolongado (consiguiendo un exceso diario de 500 mg de cafeína, o el equivalente a cinco tazas de café) puedes experimentar dolores de cabeza y fatiga.

Fuente | Reader´s Digest

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.