Salud

7 de cada 10 tiburones han desaparecido en el último medio siglo

7 de cada 10 tiburones han desaparecido en el último medio siglo

En los últimos cincuenta años asistimos a una acusada extinción de los tiburones: nuevos datos revelan que estos animales han disminuido en más del 70 por ciento desde 1970.

Al borde de la sexta extinción masiva alertada por la comunidad científica, numerosas especies de nuestro planeta están amenazadas con desaparecer y han visto en las últimas décadas sus poblaciones muy mermadas. Es el caso de las abejas, los orangutanes o mirando al océano, los tiburones. Estos depredadores, junto con las rayas, han reducido su presencia en más del 70% desde los años setenta.  

Un nuevo estudio publicado en la revista Nature y liderado por la Universidad Simon Fraser en Canadá cuantifica como la abundancia de elasmobranquios se ha reducido en realidad en casi tres cuartas partes desde 1970 en todo el mundo. Los científicos piden acciones urgentes a los países para limitar las capturas de estos animales, muchos en peligro de extinción, ya que la causa de su tremendo declive es la sobrepesca.

Techno y panales: un apicultor crea música electrónica con las frecuencias de las abejas

“Los últimos 50 años han sido bastante devastadores para las poblaciones mundiales de tiburones”, dice Nathan Pacoureau, biólogo de la Universidad Simon Fraser coautor del estudio. La investigación, basada en 57 conjuntos de datos globales de población de las 31 especies de tiburones y rayas oceánicas del mundo, muestra cuán grave fue el daño causado en tan solo medio siglo. 

Tanto es así que 24 de las 31 especies de tiburones y rayas están en peligro de extinción. De forma más concreta, los tiburones oceánicos de punta blanca, los tiburones martillo festoneados y los grandes tiburones martillo se consideran en peligro crítico.

Ls flotas pesqueras mundiales se han duplicado desde 1950

Las flotas pesqueras mundiales se han duplicado desde la década de 1950 y, si bien los tiburones son capturados intencionalmente de vez en cuando, a menudo se capturan accidentalmente mientras pescan otras especies. Sin embargo, en lugar de recurrir al agua, se conservan y venden la mayor parte del tiempo, incluso de forma ilegal y clandestina. Perseguidos por su carne, aletas, branquias y aceite de hígado, las capturas de tiburones a principios de los años 2000 aumentaron de 63 a 273 millones de individuos. Destaca el comercio internacional de aletas de tiburón, principal amenaza para la especie.

La presión de la pesca es especialmente dura para las especies de tiburones oceánicos, ya que tardan varios años en alcanzar la madurez sexual y tienen menos hijos. “Sus poblaciones no pueden reponerse tan rápidamente como muchos otros tipos de peces”, explica Pacoureau. La investigación subraya que la presión de la actividad pesquera sobre estas especies es 18 veces mayor ahora que hace medio siglo. 

Las escamas de los tiburones, las nuevas víctimas del cambio climático

El problema podría tener enormes implicaciones para la naturaleza. “Cuando se eliminan los principales depredadores del océano, se impacta cada parte de la red alimentaria marina”, dice Stuart Pimm, ecólogo de la Universidad de Duke. “Los tiburones son como los leones, tigres y osos del mundo oceánico, y ayudan a mantener el equilibrio del resto del ecosistema”.

La comunidad científica pide prontas medidas para revertir los efectos perjudiciales de las actividades humanas mientras aún haya tiempo. Las claves son los límites de captura, el cumplimiento de las obligaciones en los tratados de pesca y medioambiente y prohibiciones de captura para las especies en peligro de extinción. España está en el punto de mira ya que “pesca más tiburones makos que cualquier otro país del mundo”. 

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.