Salud

7 curiosidades sobre el durian, la fruta más apestosa del mundo

7 curiosidades sobre el durian, la fruta más apestosa del mundo

Todo aquel que prueba el durian, fruta asiática calificada como la más apestosa del mundo, nunca olvida la experiencia. Te contamos los principales datos que debes saber sobre este curioso… ¿manjar?

Si hace poco te hablábamos del jackfruit o jaca, el alimento de moda en las dietas vegetarianas gracias al parecido de esta fruta con la carne, hoy le toca el turno al durian, un extraño comestible vegetal propio del sudeste asiático y calificado como la fruta más apestosa del mundo. Anota siete datos clave sobre el durian.

  • Tiene una apariencia única y un olor aún más memorable: Tiene un aspecto casi alienígena. El durian es ligeramente ovalado, de aproximadamente 30 centímetros de ancho y cubierta de espigas de aspecto formidable. Su pulpa es carnosa y entre amarillenta y anaranjada. Pueden pesar entre uno y tres kilos. Su olor es tan fuerte y penetrante que algunos lo comparan con basura o lo comen aguantando la respiración. Pese a ello, para otros es una auténtica fragancia.
  • No es bienvenido en el transporte público: La persistencia del olor ha hecho que el durian esté prohibido en ciertos hoteles y medios de transporte público en Asia, concretamente en Tailandia, Japón y Hong Kong. En Singapur, la fruta está prohibida en todos los tipos de transporte público e incluso los taxis tienen letreros que indican que se niegan a transportar pasajeros que transportan la fruta maloliente.
  • Es extremadamente saludable: Pese al hedor, a nivel nutricional esta pestilente fruta es una pasada. Es rico en hierro, vitamina C, potasio, ácido fólico, zinc, niacina, B6, vitamina A, riboflavina, tiamina y calcio, tiene propiedades actibacteriales, antifúngicas y antimicrobianas, en el abunda la fibra dietética, es bueno para la piel y disminuye la presión arterial. Las cantidades no deben ser excesivas: en 2010 el político malasio Ahmad Lai Bujang fue llevado de urgencia al hospital quejándose de falta de aliento y mareos después de atiborrarse de durian.
durian

Su nombre proviene de la palabra malaya duri (espina) con el sufijo -an, (usado para crear pronombres), y dando como resultado “fruta espinosa”

  • Cambia mucho según el momento de la cosecha: La fruta cambia significativamente en un período de tiempo muy corto. Cuando se cosecha temprano, casi se considera un vegetal porque la carne es dura, fácil de manejar y amarga, en lugar de dulce. Las personas que disfrutan comer durian generalmente prefieren que la fruta esté demasiado madura, cuando los sabores cítricos y dulces son mucho más prominentes. Su textura cambia en ese momento, adquiriendo una consistencia comparable a la de la crema agria. Tradicionalmente, los durianos se comen después de haber caído al suelo por su propia cuenta, aunque en la actualidad los agricultores a menudo cosechan la fruta antes de tiempo para enviarlos al extranjero.
  • Existen numerosas variedades: Se calcula que existen alrededor de 30 variedades diferentes de durian, nueve de ellas comestibles -el resto puede que lo sean pero no se consumen-. La fruta es originaria de Malasia, Indonesia y Borneo, pero también se cultiva hoy en día en Sri Lanka, el sur de la India, Camboya, Vietnam, Tailandia y la isla meridional china de Hainan. De hecho, Tailandia es el mayor exportador de la fruta y el hogar de muchas granjas de durian que producen más variedades que las ubicaciones nativas originales.
  • Es casi imposible describir el sabor y el olor: Durante más de cien años, los escritores de viajes han tratado de describir el sabor y el olor del durian. En 1856, Alfred Russel Wallace envió una carta a Sir William Jackson Hooker describiendo la fruta como “una natilla rica con sabor a almendras, aunque tiene sabores que recuerdan el queso crema, salsa de cebolla, vino de jerez y otros platos incongruentes”. El chef Anthony Bourdain describió de este modo tan colorido las secuelas de la fruta hedionda: “Tu aliento huele como si hubieras besado a tu abuela muerta en Francia”.
  • Ha inspirado una gran obra arquitectónica: La fruta oficial de Singapur es el durian. El edificio Esplanade junto a Marina Bay, comenzó como dos cúpulas de vidrio, pero cuando se modificó el diseño para incluir la cobertura de los edificios con cortinas de aluminio puntiagudas, los edificios tomaron la apariencia de un durian que se ha reducido a la mitad.

Fuente | The Culture Trip

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.