Salud

7 cosas que le pasan a tu cuerpo cuando comes más vegetales

7 cosas que le pasan a tu cuerpo cuando comes más vegetales

La Organización Mundial de la Salud recomienda comer unas cinco piezas de frutas y verduras diarias -al menos 400 gramos diarios-, a ser posible de diversos colores. ¿Qué le sucede a tu cuerpo cuando consumes más vegetales?

Sabemos que los vegetales deben cobrar una gran presencia en la dieta por motivos de salud pero también medioambientales y económicos. Según una revisión de estudios publicada por la revista The Lancet, en una dieta de 2.500 kilocalorías 200 gramos deben ser frutas, 300 gramos verduras, 232 cereales 232 y 250 productos lácteos o equivalentes. Los 200 gramos diarios de proteínas deben proceder especialmente de legumbres y frutos secos -125 gramos entre ambos-, correspondiendo el resto a carne magra y pescado, carne roja escasa o alternativas vegetales.

7 signos de que necesitas comer más verduras

Sabiendo la destacada presencia que deben tener las verduras en la alimentación, ¿qué beneficios aportan a tu organismo cuando comienzas a incrementar su consumo? Repasamos algunos de los más destacados y visibiles a corto, medio y largo plazo. La prevención de la aparición de enfermedades crónicas, el aumento del bienestar generalizado o la disminución del estrés son algunas de ellas.

7 beneficios para tu organismo de comer más verduras

  • Tu sistema digestivo te lo agradecerá: Las verduras brillan por su elevado contenido en fibra, por lo que son esenciales para regular tu digestión, mejorar el movimiento peristáltico y evitar problemas gastrointestinales. Es importante que el consumo de fibra venga acompañado de una gran hidratación. 
  • Aumentarás tu esperanza de vida: Según CBS News, los investigadores del Imperial College London descubrieron que comer más de cinco porciones de verduras y frutas por día puede reducir el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, cáncer y muerte prematura. Además, los investigadores concluyeron que si todos comieran 10 porciones de frutas y verduras por día -que equivalen a 800 gramos-, se podrían prevenir 7,8 millones de muertes prematuras en todo el mundo. En especial, las verduras de hoja verde y las crucíferas previenen enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y muerte prematura.
  • Tu piel, mejor que nunca: Según informaban desde la CNN en 2014, comer más vegetales es fundamental para mejorar la textura y apariencia de la piel debido a la riqueza en fitonutrientes, la vitamina C y el alto contenido de agua, que hidratan la piel y reducen las arrugas. Los fitonutrientes son clave para prevenir el daño celular por estrés, exposición solar y toxinas ambientales. Las verduras rojas y anaranjadas son las mejores para una mejor piel debido a su contenido de betacaroteno. Ya sabes: a comer más zanahoria, boniato, pimientos o calabaza.
  • Enfermarás mucho menos: La vitamina A protege tus ojos y tu piel y previene las infecciones, mientras que la vitamina C te ayuda a sanar las heridas o mantener la salud de tus encías. Por no hablar de minerales como el selenio, el zinc, el magnesio… Los vegetales te ayudarán a no coger resfriados y a mejorar tus defensas con creces.
  • Menos estrés: Los vegetales son alimentos reconfortantes claves para combatir el estrés. Para este problema es fundamental reponer el magnesio y la vitamina C. Las verduras también te dan grasas omega-3 y vitamina B, ambas probadas para reducir la ansiedad y la depresión. Pimiento rojo o espinacas son algunos ingredientes clave,
  • Fundamental durante el embarazo:  Las mujeres que intentan quedar embarazadas o que están en su primer trimestre de embarazo necesitan consumir una gran cantidad de ácido fólico, que se puede encontrar en las legumbres, los aguacates, las verduras de color verde oscuro como las espinacas, el brócoli y los espárragos, así como las frutas cítricas y jugos. Esta sustancia ayuda al cuerpo a producir más glóbulos rojos, reduciendo el riesgo de problemas como la espina bífida durante el desarrollo fetal.
  • Previenes el cáncer: El consumo de mayor cantidad de vegetales está directamente relacionado con menos papeletas de padecer cáncer. La ciencia indica que entre el 20% y el 25% de los tumores malignos podrían evitarse llevando una dieta adecuada. Compuestos activos presentes en los alimentos son capaces de evitar el crecimiento y la proliferación de células tumorales. Algunos de ellos son la vitamina A presente en fresas, el licopeno del tomate o las zanahorias, los flavonoides de los cítricos, las antocianinas y fenoles de las uvas o las berenjenas o la luteolina de melón o las espinacas.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.