Salud

7 comidas que debes cambiar para que tu piel no envejezca, según la ciencia

7 comidas que debes cambiar para que tu piel no envejezca

El vínculo entre tu alimentación y el estado de envejecimiento prematuro de tu piel es muy estrecho. Por ello, existen algunos alimentos y hábitos dañinos que deberías sustituir si quieres mejorar tu salud capilar.

Existen dos elementos culpables de acelerar el proceso de envejecimiento de nuestra piel: la exposición al sol y los productos finales de glicación avanzada (AGE), que se forman cuando la proteína o la grasa se combinan con el azúcar. Aunque no siempre puede tenerlos bajo control, sí resulta posible aumentar tu responsabilidad, usar protector solar, reducir la exposición al sol y optar por una dieta sana y equilibrada rica en productos buenos para la piel,  como el huevo, el pescado azul, el aceite de oliva, el chocolate negro, los frutos secos, el tomate o la zanahoria

¿Qué pasa si como un alimento con moho?

Los dermatólogos han recalcado siempre el papel que juega la dieta en relación al estado de la piel, siendo aconsejable abandonar productos como carbohidratos refinados, bacon, proteína en polvo o bebidas azucaradas. El consumo de los siguientes alimentos daña tu piel, que producirá menos colágeno, envejecerá antes y acabará dañada de forma prematura. Nosotros te brindamos una serie de sanas alternativas por las que puedes sustituirlos.

Cambia las patatas fritas por batatas o yuca

Batata

Los alimentos fritos en aceite a altas temperaturas liberan radicales libres que pueden causar daño celular a la piel. La exposición a ellos acelera el proceso de envejecimiento debido a una acción llamada reticulación, que afecta a las moléculas de ADN y debilita la elasticidad de la piel. Además, el exceso de sodio deshidrata y te hace más propenso a las arrugas. En lugar de patatas fritas opta por batata o yuca horneadas, mucho más ricas en nutrientes saludables. 

Sustituye el pan blanco por integral

Pan integral

Cuando los carbohidratos refinados se integran con la proteína, causa la formación de AGEs, estrechamente vinculados a las enfermedades crónicas, así como en el proceso de envejecimientoLos alimentos con un alto índice glucémico, como el pan blanco, son además inflamatorios. Opta por panes de grano germinado, ricos en antioxidantes para proteger tu piel.

Opta por la miel o la fruta en vez del azúcar blanco

Miel

El azúcar es uno de los los enemigos de la piel sana y principales causantes de acné, además de una sustancia que daña el colágeno. Si te quieres refrescar en verano, cambia ese refresco por frutas congeladas, bayas o chocolate negro. Incluso, añade una cucharadita de miel a tu café.

Unta tus tostadas con aceite de oliva o aguacate en lugar de margarina o mantequilla

Aguacate

Diversos estudios han demostrado que aquellos que no consumen margarina o mantequilla tienen menos daño en la piel y arrugas que los que sí lo hacen. La margarina es de hecho, peor, debido a la presencia elevada de aceites parcialmente hidrogenados, unos ácidos grasos trans que hacen que la piel sea más vulnerable a la radiación ultravioleta, que puede dañar el colágeno y la elasticidad de la piel. Para desayunar, unta tu pan con aguacate o aceite de oliva, ricos en antioxidantes.

Sustituye las carnes procesadas por pollo o pavo

Pollo

Los perritos calientes, el pepperoni, el tocino y las salchichas son ejemplos de carnes procesadas que pueden ser dañinas para la piel. Estas carnes tienen un alto contenido de sodio, grasas saturadas y sulfito, que pueden deshidratar la piel y debilitar el colágeno causando inflamación. Para opciones de proteínas de bajo costo, cambia estas carnes procesadas -que además, son potencialmente cancerígenas– por huevos o frijoles, así como carnes magras como pollo o pavo, ricos en aminoácidos que se encuentran detrás de la formación natural del colágeno.

Bebe alcohol con moderación

Alcohol

El alcohol puede causar una gran cantidad de problemas cuando se trata de la piel, como enrojecimiento, hinchazón, pérdida de colágeno y arrugas. El alcohol agota los nutrientes, la hidratación y los niveles de vitamina A, que poseen un impacto directo en las arrugas debido al estrés oxidativo.

Evita cocinar a fuego alto

Cocinar

Algunos aceites poliinsaturados ricos en ácidos grasos omega-6, como el aceite de maíz o de girasol, contienen radicales libres dañinos y pueden aumentar los niveles de inflamación. Si estás friendo o usando fuego alto todos los días, esto se suma. Opta por cocinar a fuego medio con aceite de oliva, rico en antioxidantes, vitamina E y fitoesteroles, y reduce la inflamación.

Fuente | Healthline

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.