Salud

7 beneficios para la salud de darte un baño caliente

De vez en cuando tomarte un buen baño caliente puede tener un grran potencial curativo y restaurativo. Estos son algunos de los principales beneficios de la práctica para tu salud física y mental.

Las culturas nórdicas valoran la sauna como uno de sus bienes más preciados y un momento de conexión, paz, descanso y purificación. Aunque no dispongas de sauna en tu hogar, puedes recibir los beneficios de tomar un baño largo y calentito, a una temperatura tibia y agradable. En muchos lugares del mundo tiene un gran arraigo, desde los baños romanos o la tradición japonesa.

6 de las casas más aisladas del mundo: un viaje al medio de la nada

Si quieres darle la estocada definitiva al insomnio, mejorar tu estado de ánimo, cuidar a tu corazón o beneficiar a tu sistema muscular, no pierdas la ocasión de conocer las ventajas de los baños calientes.

7 ventajas de darte un baño caliente

  • Los baños mejoran tu estado de ánimo: Según el psicólogo Neil Morris, quien encuestó a 80 personas, bañarse puede disminuir los sentimientos de depresión y pesimismo porque proporcionan una “maravillosa combinación de aislamiento, tranquilidad y comodidad”. La sensación de cercanía que recibimos al estar sumergidos en un líquido tibio remite a nuestro estado primigeno dentro de la placenta y permite que tanto el cuerpo como la mente se relajen.
  • Te ayudan a dormir mejor: Una temperatura corporal central más fría ayudará a inducir el sueño, razón por la cual algunos científicos recomiendan acostarse en una habitación fría, pero un baño tibio antes de acostarse puede producir resultados similares. Por la noche, la temperatura de nuestro cuerpo desciende naturalmente, lo que induce a la producción de melatonina, la hormona del sueño. Al bañarte la temperatura de tu cuerpo subirá y al salir, te enfriarás rápidamente, preparando a tu organismo para dormir como los angelitos. 
  • Alivia el dolor muscular: Un baño calentito contribuye a relajar los músculos doloridos o tensos. Si además añades sales podrás encontrar resultados beneficiosos para enfermedades metabólicas como la diabetes tipo 2, o la inflamación articular de enfermedades como la artritis.
  • Un momento de relax para tu corazón: Estos baños regulares contribuyen a reducir la presión arterial, previniendo accidentes cerebrovasculares y enfermedades cardíacas. El calor induce un mejor flujo sanguíneo y estimula la circulación.
  • Quemas calorías: Un baño caliente puede quemar tantas calorías como un pequeño paseo. ¿A que no lo sabías?
  • Son fantásticos para aliviar los síntomas del resfriado y la gripe: Si tienes congestión nasal o tos fuerte, el vapor del baño logrará que se muevan vasos sanguíneos de la cara y la nariz se muevan, aflojando las obstrucciones provocadas por el moco y la flema. Un baño templado también puede ayudar a su sistema inmunológico a combatir mejor los virus.
  • Alivian la piel irritada: Si la temperatura del agua es demasiado elevada tu piel puede irritarse, pero un baño tibio con aceites esenciales resulta hidratante, reparador y excelente para tu piel.
  • Te renueva: El ánimo cambia pero además de conseguir que te duermas más rápido, lo haces más profundamente. La pauta más importante es que la temperatura del agua no exceda demasiado la temperatura de tu cuerpo. Prueba y encuentra tus parámetros ideales.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.