Salud

7 aperitivos nocturnos para dormir más y mejor

Los 15 mejores aperitivos para dormir más y mejor

Si en lugar de una cena abundante quieres optar por picotear un aperitivo sano que te ayude a conciliar el sueño y a dormir bien, te proporcionamos 15 ideas que pueden servirte de ayuda.

La alimentación y el sueño guardan entre sí un estrecho vínculo fundamental. Al igual que existen ingredientes y comidas nutritivas y ligeras altamente recomendables para cenar y que estimulan la segregación de melatonina, otras comidas se convierten en nuestras enemigas, ya que pueden causar indigestión o insomnio, acrecentar la ansiedad o dificultar la buena higiene del sueño.

El peor alimento que puedes comer antes de irte a dormir

Si quieres cenar ligero picando algo suave, te recomendamos algunos aperitivos nocturnos por los que puedes apostar para conciliar el sueño, garantizar un descanso absoluto y relajarte profundamente, así como mejorar tu estado de ánimo. Estos son algunos de los mejores snacks para dormir bien. 

Nueces

nueces

Las nueces son una estupenda fuente de triptófano, un aminoácido que mejora el sueño que ayuda a producir serotonina y melatonina, las hormonas del “reloj corporal” que establecen sus ciclos de sueño-vigilia. Además, un equipo de la Universidad de Texas descubrió que las nueces contienen su propia fuente de melatonina.

Almendras

Almendras

Este otro fruto seco destaca por ser rico en magnesio, un mineral necesario para un sueño de calidad. Según un estudio publicado en el Journal of Research in Medical Sciences, los adultos que tomaron un suplemento de magnesio antes de acostarse pudieron conciliar el sueño más rápido, dormir con mejor calidad por la noche y despertarse a tiempo más fácilmente. En lugar de un suplemento, opta por fuentes naturales ricas en magnesio.

Queso, leche o yogur

Yogur

¿Tu madre siempre te decía que un vaso de leche calentita te ayudaría a conciliar el sueño? Es cierto que diversos estudios han encontrado que muchos productos lácteos pueden ayudarlo a dormir. El calcio, que se encuentra en el queso, el yogur y la leche, ayuda al cerebro a usar el triptófano que se encuentra en los lácteos para fabricar melatonina que activa el sueño. Este mineral también contribuye a regular los movimientos musculares, lo que significa menos agitación del sueño como calambres o piernas inquietas.

Lechuga

lechuga

Una ensalada con la cena podría acelerar su hora de acostarse. La lechuga contiene lactucarium, que tiene propiedades sedantes, según un estudio publicado en Food Science and Biotechnology. La lechuga romana tiene el mayor contenido de este compuesto, por lo que es ideal para dormir.

Atún

atun

La vitamina b6 es la vitamina del sueño, ya que tu organismo la necesita para producir melatonina y serotonina. Según un estudio publicado en Perceptual and Motor Skills, este compuesto no solo te ayuda a conciliar el sueño más rápido, sino que también puede darte sueños más vívidos y lúcidos. Los pescados azules como el atún, el balacalo o el salmón son ricos en vitamina B6, al igual que el ajo crudo y los pistachos.

Arroz

Arroz

Según un estudio de AJCN, el arroz blanco tiene un alto índice glucémico, por lo que comerlo reducirá significativamente el tiempo que te lleva domirte. De entre sus variedades, recomiendan encarecidamente la variedad de arroz jazmín.

Zumo de cerezas

Alimentos antiinflamatorios

Un vaso de jugo de cereza podría hacer que te duermas más rápido, según un estudio publicado en el Journal of Medicinal Food. Las cerezas agrias naturalmente aumentan los niveles de melatonina. En el estudio, los sujetos que bebieron jugo de cereza experimentaron alguna mejoría en sus síntomas de insomnio en comparación con los que tomaron una bebida placebo.

Fuente | The Healthy

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.