Salud

7 alimentos que te ayudarán a ser más flexible

8 alimentos que te ayudarán a ser más flexible

Tener una buena flexibilidad es fundamental para prevenir lesiones y dolores, mejorar el bienestar y beneficiar a las articulaciones, la musculatura o el correcto descanso. Estos son algunos alimentos que pueden ayudarte en tu cometido.

Si quieres mejorar tu flexibilidad -algo que beneficiará a tu columna vertebral, cadera y musculatura en general y te ayudará a evitar problemas de espalda- tus mejores aliadas son disciplinas como el yoga. Pero además, otros dos pilares sustentan esta cualidad: la adecuada hidratación y una alimentación apropiada. 

8 alimentos para remediar la hinchazón y los gases

Una de las pautas esenciales es incluir en tu dieta una amplia variedad de frutas maduras y frescas en su dieta, excelentes para mejorar la flexibilidad  debido a su alto contenido en agua o su capacidad para eliminar los ácidos. Las verduras de hoja verde oscura, varios tipos de proteína y determinadas especias te ayudarán en tu tarea. Repasamos qué alimentos sirven para ser más flexible y mejorar la elasticidad. 

Frutas como la uva o la naranja

uva

Hay un amplio espectro de frutas que pueden ayudarte con la elasticidad de tu cuerpo. La fruta local de temporada es esencial para obtener gran cantidad de vitaminas, especialmente la C -clave para luchar contra los radicales libres que producimos cuando hacemos ejercicio-. En este sentido, los cítricos y frutas como la uva son altamente recomendables, ricas en flavonoides y que además de mejorar la salud articular o la recuperación muscular, previenen enfermedades como el cáncer.

Pescado azul

salmon

El pescado azul es rico en ácidos grasos poliinsaturados esenciales como los omega-3, las cuales ofrecen múltiples beneficios para la salud, desde potenciar la salud del corazón a reducir la presión arterial o reducir la inflamación. Existen varios estudios que apuntan a que estos ácidos pueden mejorar la movilidad articular en adultos con osteoartritis. Otros alimentos ricos en Omega-3  son las nueces, los rábanos, la avena, las espinacas o el aceite de linaza. 

Legumbres

garbanzos

Los alimentos ricos en proteínas son claves para mantener una figura flexible, prevenir lesiones y evitar la pérdida de masa muscular. En este sentido, las legumbres son altamente recomendables, económicas, sostenibles y versátiles, ideales como fuente de proteína vegetal. Este otoño aprovecha habas, lentejas, alubias o garbanzos para preparar potajes, guisos, cremas o ensaladas. 

Semillas de sésamo

sésamo

Las semillas de sésamo son idóneas para incorporar a tu dieta regular: te aportan fibra, favorecen la salud digestiva, reducen el colesterol, son una gran fuente de proteína vegetal, reducen la presión arterial, combaten la inflamación ligada a numerosas enfermedades crónicas, controlan el azúcar, son ricas en antioxidantes como los lignanos, mejoran tu sistema inmune y calman el dolor articular.

Aguacates

aguacate

Los aguacates son otra excelente fuente vegetal de omega-3, son excelentes para tu cerebro, huesos, piel, corazón y sistema digestivo, te protehgen de enfermedades e infecciones, cuidan tu vista y mejoran tu descanso.

Jengibre

jengibre

Incluir jengibre en su dieta puede ayudar a promover la flexibilidad porque tiene un efecto estimulante sobre el sistema circulatorio y también posee capacidad reducir la inflamación, lo que puede contribuir a una mayor flexibilidad. Puedes comprar jengibre fresco e incluirlo en tu cocina o comprar un té de hierbas de jengibre, así como tenerlo en polvo para múltiples preparaciones. También te ayuda a controlar el peso.

Cúrcuma

curcuma

Sus propiedades son múltiples y como el jengibre, también es antiinflamatoria y útil para mejorar la circulación. Es útil para la reparación muscular, lo que lo convierte en un ganador completo en cuanto a flexibilidad. Entre otros beneficios extra, te permite mejorar la memoria y el estado de ánimo, así como beneficiar a tu rendimiento cognitivo.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.