Salud

6 alimentos más propensos que el pollo a albergar Salmonella

6 alimentos más propensos que el pollo a albergar salmonella

El pollo es quien se lleva peor fama en torno a la posibilidad de albergar la bacteria Salmonella. Sin embargo, otro puñado de alimentos muy comunes en tu cocina también esconden este riesgo: hoy te contamos cuáles son.

La salmonelosis, causada por la bacteria Salmonella es una de las enfermedades de transmisión alimentaria más extendidas del mundo, que según la Organización Mundial de la Salud afecta anualmente a decenas de millones de personas de todo el planeta, provocando unas 100.000 muertes al año. Los síntomas se manifiestan entre 6 y 72 horas después de la ingesta -aunque generalmente en el lapso de 12 a 36- y la enfermedad dura entre dos días y una semana, con náuseas, vómitos, calambres abdominales, diarrea, fiebre o dolores de cabeza.

6 increíbles beneficios para la salud de comer setas en otoño

Aunque habitualmente no requiere tratamiento específico y tiene un carácter leve, los niños pequeños, bebés y ancianos, así como otras personas con el sistema inmunitario comprometido pueden sufrir complicaciones graves, incluso el fallecimiento. Uno de los alimentos sobre los que siempre planea la duda de la Salmonella es el pollo, el cual debe cocinarse muy bien para matar todas las posibles bacterias, nunca lavarse antes de pasar por fogones y desinfectar y lavar adecuadamente tablas y utensilios de cocina.

No obstante, por probabilidad estadística, el pollo no es el alimento más peligroso a la hora de contraer salmonelosis. Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, el pollo, la carne de res y el cerdo representan solo el 33% de las intoxicaciones por salmonela en dicho país. Repasamos otras fuentes de Salmonella que pueden ser sorprendentes.

Verduras de hoja verde

Espinaca

Las verduras de hoja verde como las lechugas, espinacas, col rizada o rúcula son los principales portadores de esta bacteria.. Cabe destacar que la Salmonella en las verduras generalmente no es tan peligrosa como en el pollo, pero es más prolífica y causa más problemas intestinales que muertes.

La Salmonella termina en verduras si hay verduras contaminadas en el campo, si se han lavado con agua contaminada o si entran en contacto con superficies, utensilios o manos contaminadas. Las ensaladas en bolsas representan un riesgo aún mayor porque los jugos de las hojas cortadas junto con la humedad en la bolsa cerrada aumentan la propagación de salmonella, según datos de CBS News.

Es fundamental lavarse siempre las manos a fondo y asegurarte de no usar tablas de cortar que no se hayan lavado a fondo o utensilios que se hayan usado para manipular carne cruda.

Leche cruda y algunos quesos

Leche cruda

La leche cruda no pasteurizada tiene el potencial de transportar Salmonella. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) dice que cualquier persona que consuma alimentos elaborados con leche cruda es susceptible de ello, aunque el segmento de niños, adolescentes, ancianos y mujeres embarazadas están particularmente en riesgo.

Los quesos blandos -como el queso fresco, el azul, el feta, el brie o el camembert- también pueden provocar salmonelosis, así como el helado y el yogur. De hecho, un brote reciente en Estados Unidos se relacionó con el queso blando de México y con la carne de res. En cuanto al riesgo, el queso de leche cruda puede ser la excepción porque tiene una edad legal mínima de 60 días, lo que minimiza el riesgo asociado con las bacterias naturales.

Melones

Melón

A Salmonella le gusta esconderse en los rincones y grietas de la cáscara de esta fruta dulce y diurética, tal y como alertaba el diario Huffington Post. Los melones dañados están aún más en riesgo, así que revisa las cáscaras antes de comprar. Tenerlos en la nevera también contribuye a retrasar el crecimiento de cualquier bacteria que pueda estar en su interior.

Brotes crudos

Brotes crudos

Los brotes crecen en condiciones cálidas y húmedas, perfectas para que las bacterias prosperen. Además, a menudo se comen crudos, lo que los hace más susceptibles a la Salmonella. En Estados Unidos hubo 46 brotes separados de enfermedades transmitidas por alimentos por brotes que mataron a tres personas y hospitalizaron a 187 más entre 1996 y 2016.

Huevos

6 errores comunes al cocinar huevos (y cómo solucionarlos)

Incluso los huevos limpios y sin romper pueden contener salmonella, según la FDA, aunque los huevos rotos tienen una mayor posibilidad de contaminarse. La FDA también estima que 79.000 casos de enfermedades transmitidas por alimentos y 30 muertes cada año son causadas por comer huevos contaminados con Salmonella. Es importante cocinarlos bien y conservarlos en la nevera. Nunca los comas crudos.  

Otras carnes

Comidas que no debes comer por la noche

Aunque el pollo tiene la mayor parte de la culpa, otras carnes también pueden ser una fuente de esta bacteria responsable de la salmonelosis, como la carne de res y de cerdo.

Desde el organismo norteamericano Foodsafety.gov proporcionan algunas recomendaciones para minimizar las posibilidades de intoxicación porSsalmonella.

Evitar los alimentos de alto riesgo como la carne poco hecha, los huevos crudos o la leche no pasteurizada, refrigerar y descongelar adecuadamente los alimentos, lavarse las manos y todas las superficies antes de cocinar, mantener los alimentos cocidos y crudos separados y use tablas de cortar, platos y utensilios separados para ellos, enfriar las sobras inmediatamente después de servirlas o tener un termómetro para la temperatura interna de platos como la carne son algunas de las indicaciones.

Fuente | Mother Nature Network

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.