Salud

5 sorprendentes fuentes de proteínas que tal vez no conocías

7 sorprendentes fuentes de proteínas que no son carne ni pescado

Si además de carne, lácteos, huevos, marisco o pescado quieres conocer otras fuentes alternativas de proteína, repasamos cinco alimentos que no deberían faltar en tu dieta.

Las proteínas son uno de los tres macronutrientes esenciales junto a las grasas y los carbohidratos que debes tener en cuenta para configurar tu dieta. Casi todo el mundo sabe que están presentes en carnes rojas y magras y pescados, pero dada la importancia medioambiental de reducir su consumo, hoy queremos repasar algunas fuentes valiosas de proteína vegetal, ricas en grasas saludables, fibra y antioxidantes y que previenen enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, diabetes, Alzheimer y diversos tipos de cáncer.

¿Cuántas proteínas necesitas tomar al día?

Ya sea para explorar nuevas posibilidades o para completar tu dieta, aquí tienes cinco valiosas fuentes de proteína vegetal a partir de las cuales puedes preparar múltiples platos o incluirlas en tus menús. ¿Te animas a hacerles un hueco entre el cuchillo y el tenedor?

Garbanzos

Garbanzos

Los garbanzos son ricos en fibra, aminoácidos esenciales y minerales como el corazón y el magnesio. Por cada 100 gramos de esta sana legumbre, muy presente en potajes, platos como el hummus o ensaladas, obtendrás entre 19 y 21 gramos de proteína. 

Lentejas

Lentejas

Destacan por su alto índice proteico -nueve gramos por cada cien de producto- y su amplio valor nutritivo, ya que tienen hidratos de carbono, fibra, minerales como hierro, zinc, magnesio, sodio, fósforo, manganeso, acido fólico potasio, selenio, calcio y vitaminas, especialmente del complejo B -también A y- E. Combinadas con cereales como el arroz las lentejas pueden aportarte roteínas de alto valor biológico.

Frutos secos

Frutos secos

Las semillas de calabaza, girasol o sésamo, pistachos,  nueces, anacardos o almendras destacan por aportarte muchas de las proteínas y minerales que necesitas, alargándote la vida. Entre otras ventajas reducen el colesterol malo, la fatiga, la ansiedad y el estrés, previenen el envejecimiento y mejoran tu digestión, además de cuidar tu corazón y prevenir el cáncer. Si hablamos estrictamente de proteínas, en este orden, los que tienen mayor concentración son cacahuetes, nueces, almendras y semillas de girasol.

Soja, la “carne” vegetal

Tofu

La soja es la legumbre más rica en proteína. Por ejemplo, el tofu y el tempé son el fermentado de una leguminosa: la soja blanca. Consumida desde tiempos inmemoriales en numerosos países orientales, la propia etimología de la palabra significa joya, debido a su elevado valor nutricional. Encontrarás casi 37 gramos de proteínas por cada 100 gramos de soja.

Espirulina

Espirulina

Este alga triplica las proteínas que el pollo y también tiene más poteínas digeribles que la carne de vacuno. Con cada cucharada de espirulina disecada estás añadiendo 7 gramos de proteínas, además de vitaminas como la B12. Contiene vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, proteínas, ácidos nucleicos (ADN y ARN), clorofila, y numerosos fitoquímicos. Con razón han calificado a las algas de nuevos y poderosos superalimentos.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.