Salud

5 recetas sorprendentes que lograrán que te guste la coliflor

5 recetas sorprendentes que lograrán que te guste la coliflor

Si todavía detestas la coliflor o te aburre tomarla hervida es que no le has dado una buena oportunidad. Estas son algunas de las mejores maneras creativas y originales de disfrutar de esta exquisita verdura crucífera.

Juega en una liga polarizada: o la amas o la odias. La coliflor (Brassica oleracea var. botrytis) comparte parentesco familiar con el brócoli, el romanescu, el repollo, el kale, la berza o las coles de Bruselas.  El fuerte olor que desprende al cocerla es el responsable del rechazo que causa en muchas personas, especialmente entre la población infantil, pero sus ventajas, versatilidad y características nutricionales compensan con creces este pequeño escollo.

Los beneficios secretos del kuzu, la raíz que usaban contra el alcoholismo hace 2.000 años

La coliflor es hipocalórica, rica en vitaminas y minerales, idónea para adelgazar y prevenir enfermedades. 100 gramos de la hortaliza te proporcionan tan solo 25 calorías pero el 77% de la cantidad diaria de vitamina C, 3 gramos de fibra y otros nutrientes como vitamina K, folato, potasio, manganeso o fósforo. Comiéndola mejoras tu digestión y enriqueces tu microbiota intestional, previenes la obesidad, combates el envejecimiento, reduces el riesgo de demencia, controlas tu peso y previenes el cáncer

Si quieres disfrutar de nuevas maneras de comer la coliflor, aprovechando que en los meses más fríos del año es cuando está de temporada, te brindamos un buen puñado de ideas.

Arroz de coliflor

arroz de coliflor

Si buscas una alternativa al arroz tradicional, esta receta es muy sencilla, rica y nutritiva. Solamente deberás lavar y trocear la hortaliza y procesarla en un procesador de alimentos hasta obtener una textura y consistencia similares a los granos de arroz, aunque también puedes conseguirlo con una batidora de vaso o rallador, teniendo cuidado. Puedes prepararla en la sartén con aceite, sal y pimienta -o caldo de verduras- durante cinco o diez minutos hasta que esté dorado.

Base de pizza de coliflor

coliflor

La coliflor tiene una textura muy especial que te permite sustituir a la harina y preparar una base de pizza nutritiva, más ligera y saludable. Deberás retirarle el tallo y ya limpieza, picarla y aplanarla hasta obtener una consistencia granulada, parecida al cuscús. Puedes añadir semillas de lino o almendra, un huevo -o harina de garbanzos con kala namak si eres vegano, sal y especias al gusto. El resultado será una masa húmeda y manejable que podrás extender con una espátula. Hornéala veinte minutos e incorpora los ingredientes que desees.

Alitas de coliflor Búfalo o BBQ

alitas de coliflorr bbq

Un delicioso aperivo vegano son las alitas de coliflor al más puro estilo Buffalo, emulando a la típica receta de pollo estadounidense.  Deberás desmenuzar la cabeza de coliflor bien lavada en trozos grandes, mojándola en una mezcla para rebozar con leche norrmal o vegetal, harina y especias en polvo: ajo, cebolla, pimentón y pimienta, o las que sean tus preferidas. Hornéalas a alta temperatura veinte minutos -diez por cada lado- y sírvelas salsa Buffalo. La receta auténtica lleva agua, tomate concentrado, salsa de soja, tahini, vinagre, pimentón y cayena. Puedes guiarte con los consejos de Danza de fogones.

Filetes empanados de coliflor

coliflor

Puede que no haya receta más sencilla que estta. Trocea la coliflor en trozos de entre dos y tres centímetros de grosor. Puedes prepararlos al horno o a la sartén, tanto con huevo y pan rallado -o harina- como sellándolos con aceite, sal y pimienta molida hasta que estén dorados. Otras alternativas son prepararla en grill o a la parrilla. Puedes añadirles tu salsa favorita: chimichurri, salsa gaucha, alioli, tártara…

Aloo Gobi: coliflor al estilo hindú

aloo gobi

Un plato vegano, diferente, económico y lleno de sabores. En hindi quiere decir patata y coliflor. Tal y como explican desde El Comidista puede prepararse con canela, cardamomo, clavo, garam masala, asafétida, mango molido, pimentones y pimientas varias; con hojas de curry, laurel o fenogreco; con semillas de ajenuz, cilantro o comino; con aceite de coco, ghee o mantequilla; con o sin tomates, guisantes y frutos secos.

Debes pelar y cortar la patata en gajos y la coliflor en ramilletes, forrar la bandeja de horno con papel de aluminio, empapar de aceite con las manos y hornear media hora removiéndolas. Para prepararr la salsa puedes saltear ajo, jengibre y cebola finalmente picados con chile, cilantro picado, tomate, cúrcuma, semillas de comino y pimentón. Añádela cuando esté doradita la mezcla del horno y emplata con lima y cilantro.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.