Salud

5 falsos mitos sobre las grasas en la dieta

Mitos sobre las grasas

¿Crees que todas las grasas son poco saludables e intentas apartarlas en la medida de lo posible de tu dieta? Para derribar errores y falsedades, repasamos cinco mitos populares sobre las grasas que deberías dejar de creer.

En torno a la alimentación existen numerosos mitos anclados de forma casi perpetua en el imaginario popular. El azúcar, el chocolate, el desayuno, los lácteos, el pan, los huevos, el aceite y hasta el agua son algunos de los ejemplos. ¿O nunca has escuchado eso de que no hay que beber agua durante las comidas, que tomar un huevo al día es malísimo para tu salud o que beber el zumo es lo mismo que comer la fruta?

Cuántas grasas debes incluir en tu dieta diaria, según la ciencia

Con las grasas pasa algo parecido, ya que hasta hace unos años fueron demonizadas de forma errónea, ya que deben formar parte de una dieta saludable. Para derribar mitos y aclarar malentendidos que te impiden seguir una dieta sana, repasamos cinco falsas creencias sobre las grasas.

5 falsos mitos sobre las grasas que debes conocer

  • Comer cualquier cantidad de grasas te hará subir de peso: Evidentemente, consumir numerosos alimentos altos en grasa a diario tendrá un efecto en la báscula, pero si ingieres una cantidad normal -la recomendada por la OMS, por ejemplo- no deberías percibir aumento de peso. Es importante destacar que las grasas deben suponer entre un quinto y un tercio de la energía diaria, o lo que es lo mismo, representar al menos un 20% de tu ingesta diaria. Desde la OMS dicen que la ingesta calórica debe estar equilibrada con el gasto calórico, así como que para evitar un aumento malsano de peso, las grasas no deberían superar el 30% de la ingesta calórica total. 
  • Consumir grasas en tu dieta no tiene ningún propósito: Este mito se trata de una aberración, ya que necesitas cantidades adecuadas de grasa en tu dieta para realizar las funciones normales del cerebro y del cuerpo. Entre otras muchas cosas, tu organismo necesita grasas para la producción de hormonas, la señalización celular y la regulación de la temperatura corporal. También son claves para mantener un cabello, piel y uñas saludables, dice Cording. E
  • La grasa es mala para tu organismo: Al igual que sucede con los carbohidratos -no es lo mismo tomar simples que complejos- existen grasas de alta calidad y grasas de baja calidad. Estas últimas son las saturadas, comunes en los alimentos procesados y cuya ingesta debería representar menos del 10% de las calorías totales diarias, mientras que la ingesta de grasas trans, sumamente perjudiciales para el organismo, debería suponer menos del 1%. Algunos de los alimentos ricos en grasas saludables son el salmón y otros pescados azules, los frutos secos y las semillas de lino, los aguacates o el aceite de oliva, tan propio de nuestra saludable dieta mediterránea.
  • Todos alimentos altos en grasa aumentarán su colesterol: Si bien las grasas saturadas están vinculadas a un aumento en el colesterol, otros tipos de grasas saludables, como los ácidos grasos poliinsaturados como los Omega 3-presentes en semillas de calabaza, sésamo y girasol, salmón, atún, aguacate y frutos secos han demostrado reducir significativamente los niveles de colesterol.
  • Solamente existe un tipo de grasa: Es un mito meter a todas las grasas en un mismo cajón, pero en realidad hay varios tipos diferentes, con consecuencias muy diversas para el organismo. Por una parte, las grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas son saludables para el corazón y el cuerpo las quema fácilmente, mientras que las grasas saturadas y las grasas trans se almacenan más fácilmente como grasa corporal. Las grasas saturadas residen en los aceites de coco y de palma, en la mantequilla y en las grasas de carne de res, cerdo y pollo. Las grasas trans se encuentran principalmente en aceites vegetales parcialmente hidrogenados, en alimentos procesados ​​y en grasas animales. 

Fuente | Health 24

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.