Salud

5 datos que seguramente no sabías sobre los ronquidos

5 datos que seguramente no sabías sobre los ronquidos

La posición en la que duermes, aquello que has cenado o las bebidas inciden sobre este fenómeno que salpica a cerca de la mitad de la población mundial. Hablamos de los ronquidos y arrojamos algunos datos curiosos sobre ellos.

Mientras lees estas líneas, millones de personas del mundo están roncando, molestando a sus compañeros de alcoba y emitiendo este curioso sonido, que aunque casi siempre se trata de un comportamiento benigno, en algunas ocasiones puede ser síntoma de otros problemas de salud.

Por qué para ganar músculo necesitas dormir bien

Queremos contarte algunos de los datos más significativos acerca de los ronquidos: su origen, las papeletas estadísticas de padecerlos, los factores que inciden sobre ellos y con qué males están relacionados.

5 cosas sobre los ronquidos que deberías saber

  • Su causa es una vía aérea constreñida: Durante el sueño, los músculos de nuestro cuello y garganta se relajan y las vías respiratorias se estrechan. De esta manera, existe menos espacio para que pase el aire. Por eso, a medida que inhalas y exhalas, el tejido relajado puede comenzar a vibrar, lo que desemboca en un ronquido áspero. Cuanto más estrecha sea la vía aérea, más fuerte será el ronquido. Debido a que dormir boca arriba puede hacer que el tejido relajado se “colapse” aún más hacia la parte posterior de la garganta, es preferible dormir de lado.
  • Influyen el envejecimiento, la anatomía, las alergias y el alcohol: Los músculos de la garganta se relajan naturalmente a medida que las personas envejecen, lo que significa que los ronquidos son más comunes cuanto más avanzada sea la edad. Los problemas anatómicos también son un factor: las amígdalas agrandadas o un tabique desviado pueden estrechar la garganta, al igual que la inflamación de la nariz o la garganta durante la temporada de alergias. Dado que el alcohol es un poderoso relajante muscular, beber antes de acostarse puede exacerbar aún más los ronquidos.
  • Es mucho más común de lo que piensas: Hasta la mitad de la gente ronca en algún momento de sus vidas, ya que los ronquidos afectan a un 45% de la población según datos de la Organización Mundial de la Salud. No se reparten igual por género, ya que son más comunes en los hombres: alrededor del 40% de ellos son roncadores habituales en comparación con el 24% de las mujeres. Si uno de tus padres ronca, es más probable que hagas lo mismo, ya que hay un componente genético en este comportamiento.
  • Ciertos cambios en el estilo de vida pueden prevenir o minimizar los ronquidos: Para ronquidos ocasionales, pequeñas modificaciones en el estilo de vida podrían ayudar. Duerme de lado, omite el vaso de vino o cerveza nocturna y concéntrate en mantener un peso saludable, ya que cargar kilos de más puede engrosar los tejidos de la garganta y estrechar aún más las vías respiratorias. Durante la temporada de alergias, duerme con una tira nasal o usa descongestionantes puede aliviar la alergia o la inflamación relacionada con el frío y facilitar la respiración. Otras opciones de tratamiento incluyen ejercicios orofaríngeos, una forma de terapia funcional para la lengua y la boca para reducir los ronquidos, y dispositivos para mantener abiertas las vías respiratorias. ¡Y no te olvides de cenar ligero!
  • Roncar puede indicar una condición médica: Especialmente si te despiertas po por la noche debido a la interrupción de la respiración, consúltalo con tu médico. Podrías tener apnea del sueño, un trastorno del sueño en el que la respiración se ralentiza o se detiene momentáneamente. En caso de que se diagnostique la apnea del sueño, existen múltiples estrategias, que incluyen dispositivos de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP), cirugía y otros tratamientos.

Fuente | Sleep.org

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.